The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Inglaterra

Inglaterra prohibe matar libremente a cuervos, palomas y urracas

The Objective
Foto: Gregorio Borgia | AP Images

Matar libremente a cuervos, palomas y urracas ya no está permitido en Inglaterra. El Gobierno inglés ha revocado este miércoles la licencia que lo permitía. El cambio en el legislación viene provocado por el grupo medioambiental Wild Justice, que puso en duda la legalidad de dicha licencia.

La decisión ha sido promovida por el organismo público no gubernamental, Natural England, que ahora trabaja en la creación de un sistema de licencias que permita el control de 16 especies de aves, como los grajos, las urracas y los periquitos. Mientras tanto, cualquier ciudadano inglés que quiera controlar estas especies deberá solicitar una licencia individual, como las que se exigen para matar a otras especies más protegidas.

Los defensores del medioambiente ha celebrado la decisión del Gobierno, mientras que muchos granjeros y conservacionistas se han mostrado contrarios. "Reconocemos que este cambio provocará inconvenientes a algunas personas pero estamos trabajando para asegurar que las molestias sean mínimas", ha asegurado la directora de Natural England, Marian Spain al periódico inglés The Guardian.

"Como parte de la primera fase de nuestra revisión de las licencias, presentaremos medidas provisionales lo antes posibles. Queremos asegurar que nuestro sistema de licencias es robusto y proporcionado, teniendo en cuenta las necesidades de la fauna y las personas", ha añadido Spain.

Por su parte, los granjeros ingleses han asegurado que este es el peor momento para revocar las licencias, ya que en esta época deben proteger sus cultivos de dichas especies.

Guy Smith, el presidente de la Unión Nacional de Granjeros (NFU, por sus siglas en inglés) ha declarado que la retirada abrupta de las licencias ha provocado una gran preocupación entre el colectivo.

"Son absolutamente necesarias durante esta época del año, cuando los cultivos son especialmente vulnerables a las plagas. Por ejemplo, una bandada de palomas puede diezmar los cultivos de un granjero", ha explicado a The Guardian. "Es increíblemente decepcionante que los granjeros se encuentren en esta situación, especialmente en esta época del año", ha añadido.