La Interpol detiene a más de 21.000 personas en una macrooperación contra el fraude electrónico

Por: The Objective | Agencias

Sociedad
La Interpol detiene a más de 21.000 personas en una macrooperación contra el fraude electrónico
Foto: Gaumard Scientific| Unsplash

Una operación internacional coordinada por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) contra el fraude telefónico y digital se ha saldado con la detención de más de 21.000 personas y ha logrado interceptar 153 millones de dólares (unos 126 millones de euros) en fondos ilícitos.

Por qué te lo contamos: se trata de la primera vez que las fuerzas del orden han llevado a cabo una coordinación con Interpol a escala global, con actuaciones en cada continente, para luchar contra el fraude en las telecomunicaciones. La operación, denominada ‘First Light’ (Primera Luz), terminó el mes pasado tras un año de investigaciones en 35 países. La entidad ha detallado este miércoles en un comunicado que se han congelado 310 cuentas bancarias.

El presidente de Interpol, Jürgen Stock, se ha mostrado orgulloso del resultado de la operación en Twitter, donde ha publicado un mensaje señalando que la red global de Interpol «brinda un apoyo vital a los países miembros». Stock también ha resaltado la conveniencia de permitir el intercambio de información e inteligencia policial para fomentar la ciberseguridad.

Para obtener información sobre esquemas fraudulentos y fraudes telefónicos y de inversión, Interpol emitió tres notificaciones moradas, las que se usan para buscar o facilitar datos sobre objetos, dispositivos y métodos de ocultación utilizados por los delincuentes.

Entre los métodos para estafar se encontraba el envío de falsos correos electrónicos de negocios o mensajes de texto para que las víctimas entregasen información personal que luego podía usarse para delinquir.

Asimismo, Interpol ha logrado averiguar que el dinero robado solía involucrar a varios países, puesto que los estafadores tienden a recurrir a cuentas en el extranjero o a «mulas de dinero» para blanquear esos fondos.

La pandemia de la covid-19 ha provocado un aumento en ese tipo de fraudes, lo que ha llevado a Interpol a alertar de que, aunque esta operación haya sido un éxito, «se necesita una mayor coalición global de cumplimiento de la ley para combatir esas amenazas».