Israel recuerda a las víctimas del Holocausto con dos minutos de silencio

Política y conflictos

Israel ha conmemorado hoy Yom HaShoah, el día en recuerdo de las víctimas del Holocausto, con dos minutos de silencio sepulcral en los que solo se ha escuchado el ulular de las sirenas antiaéreas en el país.

Los nazis acabaron con la vida de seis millones de judíos. El holocausto significó el asesinato masivo de millones de personas a manos del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La población judía fue el principal objetivo de los nazis. La noche anterior a la ceremonia de Yom HaShoah se encienden seis velas, una por cada millón de judíos masacrados entre 1939 y 1945. Al día siguiente, por la mañana, suena en todo el país una sirena durante dos minutos. En esos momentos la gente deja de trabajar, caminar o conducir para permanecer de pie y en silencio, en memoria de las víctimas del genocidio.

En esta ocasión, y con motivo de la pandemia de coronavirus, muchos eventos han sido virtuales, pero la Policía de Israel ha realizado un emotivo homenaje en diferentes partes del país a los ciudadanos de la Tercera Edad, entre los cuales hay numerosos sobrevivientes de la Shoa. Los agentes han acudido a sus casas y residencias y han guardado dos minutos de silencio frente a ellas.

En el centro del oeste de Jerusalén había hoy algo más de tráfico y gente que en los días anteriores, por el inicio del levantamiento del confinamiento desde este domingo, pero el movimiento era mucho menor que antes de la pandemia. Los pocos que había en las calles, pararon, los que estaban sentados se pusieron en pie, y mostraron su respeto a los fallecidos.

«Esta es una tradición en nuestro país. Levantarnos y recordar, pensar en todos los que han muerto. Es muy importante para nosotros recordar. Especialmente en días como este. Recordar a todos nuestros muertos», ha dicho a Efe la jerusalemita Sabina, tras el acto de duelo.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se ha dirigido en un mensaje a la población, a los supervivientes del Holocausto y, en particular, a las familias de aquellos supervivientes que se encuentran entre los 181 fallecidos en el país por la COVID-19.

«Enfrentamos muchas dificultades en estos tiempos, pero en ninguna medida pueden compararse con la metódica, diabólica extinción de seis millones de judíos», ha afirmado, y ha reivindicado la importancia para su pueblo de la soberanía nacional y la capacidad de defenderse.