The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Reino Unido

Keira Knightley critica a Kate Middleton por aparecer perfecta tras dar a luz: "Escondes nuestro dolor"

Redacción TO
Última actualización: 25 Feb 2019, 4:59 pm CET
Foto: Evan Agostini | AP

La actriz Keira Knightley ha publicado un ensayo, El sexo débil, en el que trata sobre los derechos de las mujeres o la maternidad, y perfila algunas de las injusticias a las que se enfrentan las mujeres día a día. Knightley, que se ha convertido en una de las voces más activas del feminismo, critica a la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, por aparecer ante la prensa perfecta solo siete horas después de dar a luz: “Escondes nuestro dolor”, ha escrito la actriz.

Knightley, que dedica el ensayo a su hija, revela los detalles sobre el parto que tuvo en 2015: “Mi vagina se partió en dos. Saliste con los ojos abiertos. Los brazos en el aire. Gritando. Te pusieron sobre mí, cubierta en sangre”, empieza el texto. “Recuerdo la caca, el vómito, la sangre, los puntos. Recuerdo mi propia batalla. Tu batalla y el pulso vital. Sobreviviendo. Y, ¿soy yo el sexo débil? ¿Lo eres tú?”.

Su hija nació justo un día antes de que Kate Middleton diera a luz a la princesa Charlotte el 2 de mayo de 2015, y Knightley arremete contra la carga de que las nuevas madres estén listas para la cámara casi inmediatamente después del parto. "Nos incorporamos para ver la tele. Ella [Middleton] salía del hospital siete horas después con el maquillaje perfecto y los tacones puestos. El rostro que el mundo entero quería ver". 

"Escóndelo", continúa la actriz. "Esconde nuestro dolor, nuestros cuerpos partiéndose en dos, nuestros pechos goteando, nuestras hormonas enfurecidas. Ponte guapa. Que se te vea estilosa, no muestres tu campo de batalla, Kate. Siete horas después de tu batalla entre la vida y la muerte, siete horas después de que tu cuerpo se rompa, y de que la vida, sangrienta, chillando, surja de ti. No lo enseñes. No lo cuentes. Quédate ahí de pie con tu niña y que te fotografíen un puñado de fotógrafos hombres".

Además, Knightley reflexiona sobre el doble estándar machista que se aplica a los actores y a las actrices que acaban de tener hijos: “Yo llego a tiempo, con el texto perfecto, con ideas y con una opinión. Estoy despierta contigo [su hija] toda la noche si me necesitas. A veces lloro del cansancio. Despierta de noche y trabajando de día... Mis compañeros hombres pueden llegar tarde, no saberse el texto. Pueden gritar y exclamar y tirar cosas. Pueden emborracharse o no aparecer por allí. No ven a sus hijos. Están trabajando. Necesitan concentrarse".

La actriz describe el comportamiento irrespetuoso del que ha sido víctima en los sets de grabación: "Trabajo con hombres. Los veo y me ven. Les preocupa que no me gusten. Les vuelve locos. Me menosprecian, tratan de no escucharme, no me hablan, no quieren oír mi voz, mi experiencia, mi opinión".

Y relata lo que estos suelen decirle y pensar sobre ella: "Ponte guapa. Quédate ahí. Cuéntame lo que supone ser mujer. Sé guapa, comprensiva, guapa pero no demasiado guapa, delgada pero no demasiado delgada, sexy pero no demasiado sexy. Ten éxito pero no demasiado éxito. Ponte esa ropa, que se te vea de esa manera, compra eso". "No quiero flirtear contigo porque no quiero acostarme contigo, y no quiero ser tu madre porque no lo soy".

El ensayo está recogido en una nueva colección que ha sido publicada esta semana Las feministas no visten de rosa (y otras mentiras), recopilada por la escritora y fundadora de La protesta rosa, Scarlett Curtis. Además de Knightley, hay textos de Emma Watson, Saoirse Ronan, Adwoa Aboah o Jameela Jamil.