La abeja más grande del mundo reaparece después de 38 años

Cultura

La abeja más grande del mundo reaparece después de 38 años

Una expedición de científicos ha encontrado un ejemplar de Megachile pluto, la abeja más grande del mundo, en el norte de las islas Molucas, en Indonesia. Este insecto, conocido comúnmente como abeja de Wallace, fue documentado científicamente por última vez en 1981 y debe su nombre al naturalista británico Alfred Russel Wallace, que registró su existencia por primera vez en 1858. El animal tiene una envergadura de unos 63,5 milímetros, está dotada de grandes mandíbulas y anida en montículos de termitas situados en árboles.

«Fue impresionante ver este insecto que parece un ‘bulldog volador’ y que no estábamos seguros de que siguiese existiendo,» ha indicado en un comunicado Clay Bolt, un fotógrafo especializado en abejas que asegura ser el primero en tomar instantáneas y grabar un vídeo de este ejemplar. «Ver lo bonita y grande que es esta especie en vida, escuchar el sonido de sus alas gigantes rasgando el aire mientras volaba por encima de mi cabeza, fue sencillamente increíble», ha añadido.

La abeja más grande del mundo reaparece después de 38 años

La expedición, formada por tres biólogos y dos guías indonesios, visitó en enero varias zonas del noreste del archipiélago para encontrar este insecto del que poco se conoce por lo remoto que es su hábitat. El hallazgo forma parte de una iniciativa de la ONG estadounidense Global Wildlife Conservation para encontrar 25 especies, como el tiburón de Pondicherry o el camaleón Voeltzkow, que no han sido avistadas en las últimas décadas o en un siglo.

La organización ecologista advierte de que el hábitat del insecto se ve amenazado por la deforestación en Indonesia, pues, según datos oficiales, es el país que más bosque tropical ha perdido en el mundo entre 1990 y 2015, un total de 24 millones de hectáreas. El país asiático cuenta con cientos de especies amenazadas por el desarrollo industrial y agrícola, incluidos el orangután, el tigre de Sumatra y el rinoceronte de Sumatra y Java.

«Los avances en la protección de la abeja dependerán de que los funcionarios y personas implicadas sean conscientes de su existencia y se decidan a colaborar en su protección», ha declarado el director de prensa de la iniciativa, Robin Moore, en un comunicado.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado a la abeja de Wallace como una especie vulnerable, aunque no ofrece una estimación del número total de ejemplares existentes, informa Efe.