La boda que las inundaciones no pudieron hundir en Australia

Sociedad

La boda que las inundaciones no pudieron hundir en Australia
Foto: AMANDA HIBBARD| Reuters

Las peores inundaciones que Australia ha vivido en décadas no impidieron la boda de una pareja australiana que había quedado aislada por las aguas y terminó tomando sus fotos nupciales ante un paisaje apocalíptico tras la evacuación en helicóptero de la novia.

En contexto: la historia de la pareja contrasta con el drama de las más de 18.000 personas que han sido evacuadas, están aisladas en zonas remotas o han sufrido grandes pérdidas materiales, ya sea de sus viviendas, cultivos o vehículos, por estas inundaciones que comenzaron el jueves pasado y que se han agravado en los últimos días.

Después de la ceremonia nupcial del pasado sábado, la novia, Kate Fotheringham, ha compartido en las redes sociales la foto del tradicional beso de recién casados que se dio con su esposo Wayne Bell frente a un puente cubierto de agua fangosa y sobre una carretera destrozada por los desbordamientos.

«Logré ir a la iglesia y casarme con el amor de mi vida», se lee en el tuit que acompaña la foto, en el que la novia ha agradecido a la empresa de helicópteros que la trasladó junto a sus padres al pueblo de Wingham, situado en la costa Centro-Norte del estado de Nueva Gales del Sur y que ha sido fuertemente afectado por la catástrofe.

Esa mañana, al ver que las lluvias eran más fuertes de lo anunciado y habían inundado el puente que conectaba con la ciudad donde se celebraría la boda, la novia, que está embarazada, pidió ayuda en Twitter: «¡Ayúdenme! Es el día de mi boda y estamos inundados. Necesitamos ir a Wingham por el riachuelo inundado ¿alguien nos puede ayudar?».

Tras haber descartado usar alguna embarcación por motivos de seguridad, una empresa de helicópteros de la zona se ofreció a llevar a la novia y a sus padres al lugar de esta ceremonia inédita, que según comentó la experiodista al canal 7 de televisión es algo que «será difícil de olvidar».

«No me molestaba tener que lidiar con un poco de lluvia, pero cuando me desperté y vi que los pisos estaban completamente cubiertos de agua, debo admitir que tuve un pequeño colapso pensando ‘¿cómo diablos vamos a pasar por esto?’», ha relatado la recién casada al canal 7 australiano.

Otras imágenes que circulan en las redes sociales o los medios también muestran a canguros intentando nadar para ponerse a salvo, vacas cubiertas hasta el vientre, zorros trepados en tanques caídos o residentes llevando emúes entre los brazos.