Políticos y ciudadanos anónimos acuden a la sede del PSOE en Madrid para despedir a Carme Chacón

Política y conflictos

Políticos y ciudadanos anónimos acuden a la sede del PSOE en Madrid para despedir a Carme Chacón
Foto: Arturo Rodriguez

La sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz era un constante ir y venir de políticos y ciudadanos anónimos donde se ha instalado la capilla ardiente de Carme Chacón, que se ha mantenido abierta al público hasta las ocho de la tarde. El repentino fallecimiento de Chacón el domingo a los 46 años ha causado una gran conmoción en el mundo de la política en general, y en el partido socialista del que era una destacada militante, en particular.

El ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visiblemente emocionado y con una «profunda tristeza» ha acudido a la sede del partido para dar su último adió a su amiga y compañera. «Desde aquí le quiero decir, allá donde esté, que seguiremos firmes en los valores que defendió, en las causas por las que luchó», ha comentado, antes de destacar que «fue un honor, un orgullo su amistad y que formara parte de mis gobiernos». De este modo, se refería el ex presidente a la recordada frase pronunciada por Chacón cuando, en uno de sus primeros actos como ministra de Defensa, embarazada de su hijo Miguel, en una imagen que recorrió medio mundo, dijo «Capitán, mande firmes«.  Una frase que se ha convertido en la expresión usada por ciudadanos anónimos en las redes sociales para recordar a la política fallecida a través del hashtag #MandeFirmes.

Las muestras de dolor se han sucedido desde que a última hora del domingo se conoció la noticia del fallecimiento de la ex ministra de los gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero, que la convirtió en la primera mujer en ocupar la cartera de Defensa, tras su paso por el Ministerio de Vivienda.

También Susana Díaz ha tenido que hacer esfuerzos para no derrumbarse ante los periodistas cuando ha recordado a su amiga y compañera. “Carme era una mujer extraordinaria, valiente pero, sobre todo, era una amiga y compañera que siempre estaba en los momento difíciles y bonitos de tu vida; era una grandísima persona”, ha dicho la presidenta de la Junta de Andalucía.

El mundo de la política, en una muestra de unidad, ha destacado la figura política y humana de Chacón, que deja un niño de ocho años. Entre los primeros en acercarse hasta la capilla ardiente, los ex ministros socialistas José Blanco o Miguel Sebastián, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que llegó acompañado por la portavoz de Inés Arrimadas y el diputado Miguel Gutiérrez, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, mientras fuera, en la calle, numerosas personas guardaban cola para entrar a la capilla ardiente y despedir a la política catalana. La actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha tenido también palabras de reconocimiento para una persona como Chacón de la que ha destacado que «fue muy valiente y eso, como mujer, debemos agradecérselo todas las mujeres».

También se han acercado a lo largo del día los ex secretarios generales del PSOE, Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez.

Tres días de luto

Al igual que Jiménez y otros compañeros y amigos,  los dirigentes del PSC, Miquel Iceta y el diputado catalán José Zaragoza, han mostrado su pesar por la muerte de la ex ministra y compañera de partido que también fue vicepresidenta del Congreso entre 2004 y 2007 y diputada durante varias legislaturas desde el año 2000 cuando obtuvo su primera acta por Barcelona. En 2016 abandonó su escaño y la política activa aunque seguía siendo militante del PSC.

El PSOE, ha contado Jiménez, «siente la necesidad de rendirle un homenaje» aunque ha precisado que dependerá de las decisiones que tome la familia. Chacón vivía en Madrid donde en la actualidad trabajaba en un despacho de abogados, pero su familia vive en Cataluña, en la localidad de Esplugas de Llobregat, Barcelona, donde la política y abogada de profesión nació hace 46 años y cuyo ayuntamiento ha decretado tres días de luto.

En la sede del PSC en Barcelona se ha instalado un libro de condolencias desde la 11.00 horas para los ciudadanos, ha informado el partido. Su secretario general, Miquel Iceta, expresó ante los medios su profundo dolor por tan «importante perdida» en una breve comparencia ante la sede del partido. Hasta allí se han acercado, al igual en en Madrid, representantes de todos los partidos, incluido el ministro de Economía, Luis de Guindos, o el portavoz de En Comú Podem en el Congreso de los Diputados, Xabier Doménech, o el popular Xabier Albiol, entre otros.

Carme Chacón padecía una enfermedad de corazón congénita que, sin embargo, no le impidió llevar una vida normal, practicar deporte y ser madre.