La ciudad polaca de Gdansk, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Futuro

La ciudad polaca de Gdansk, Premio Princesa de Asturias de la Concordia
Foto: Michael Sohn

La ciudad polaca de Gdansk ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, al que concurrían 34 candidaturas de 21 países, por ser un símbolo de la resistencia contra el nazismo y de la lucha por la recuperación de las libertades en Europa. La Segunda Guerra Mundial empezó en esta ciudad del norte de Polonia, que antes se llamaba Dánzig, y que tuvo que ser totalmente reconstruida al ser arrasada el 90% de su superficie.

Es la segunda vez que un Premio Princesa recae en una ciudad, después de que Berlín lo recibiera en 2009 por el 20 aniversario de la caída del muro que separaba la ciudad en dos.

El premio recayó el año pasado en la oceanógrafa estadounidense Sylvia Earle (Gibbstown, 1935), una bióloga marina y exploradora que ha dedicado su vida al estudio de la situación de los océanos. En anteriores ediciones lo obtuvieron, entre otros, la Unión Europea, los héroes de Fukushima, Manos Unidas, Unicef, la ciudad de Berlín, Adolfo Suárez, Hussein de Jordania, la Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria o Stephen Hawking.

El de la Concordia cierra el proceso de concesión de los ocho premios que convoca anualmente la Fundación Princesa de Asturias y que serán entregados el próximo octubre por el rey Felipe VI en el Teatro Campoamor.

La relación de premiados este año está formada por el dramaturgo Peter Brook (Artes); el Museo del Prado (Comunicación y Humanidades); Salman Khan y la Khan Academy (Cooperación Internacional); la esquiadora Lindsey Vonn (Deportes); la novelista Siri Hustvedt (Letras) y las biólogas Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz (Investigación Científica y Técnica).

Cada uno de los ocho galardones está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró –símbolo representativo del galardón–, un diploma acreditativo, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.