The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

La Comunidad de Madrid prohibirá los teléfonos móviles en clase desde septiembre de 2020

Agencias
Última actualización: 23 Dic 2019, 4:59 pm CEST
Foto: William Iven | Unsplash

A partir de septiembre de 2020, se acabaron los móviles en el colegio. La Comunidad de Madrid ha informado de que prohibirá su uso en los colegios públicos y concertados a partir del curso lectivo 2020-2021.

La medida afectará a más de 800.000 alumnos de 1.700 centros educativos y pretende mejorar los resultados académicos de los alumnos, especialmente de aquellos que tienen mayores dificultades para el estudio, según fuentes de la Consejería de Educación, que ha avanzado el diario El Mundo. "Además, con esta medida queremos dar un nuevo paso en la lucha contra el ciberacoso y el bullying en los centros escolares", ha asegurado la Consejería de Educación.

Madrid se convierte así en la tercera comunidad autónoma, siguiendo los pasos de Galicia y Castilla la Mancha, donde el uso de teléfonos en clase está prohibido por ley. Para ello, según ha adelantado El Mundo, el Ejecutivo autonómico incorporará una instrucción específica al respecto en el decreto que regula la convivencia en los centros docentes de la región.

Esta iniciativa, que formaba parte del acuerdo de Gobierno de coalición firmado por el Partido Popular y Ciudadanos el pasado verano, ya fue adelantada en septiembre por el consejero regional de Educación, Enrique Ossorio. La mayoría de los centros ya han implementado esta medida a pesar de que aún no existiese una normativa general al respecto.

El cambio normativo establece ciertas excepciones, con alumnos que necesiten usar dispositivos "por razones de salud o discapacidad", o en caso de que su uso "esté previsto en el proyecto educativo y siempre con fines didácticos".

La normativa deja las medidas correctivas en manos del profesor o de la dirección del centro, y establece que pueden incluir la incautación temporal del móvil. Los centros podrán limitar también, adicionalmente, su uso en otros espacios que sean de su competencia, periodos y actividades, como el tiempo de recreo.