La Comunidad de Madrid rinde homenaje a las víctimas del coronavirus

Política y conflictos

La Comunidad de Madrid rinde homenaje a las víctimas del coronavirus
Foto: zipi| EFE

La Comunidad de Madrid ha celebrado este domingo un homenaje a las víctimas del coronavirus y ha descubierto una placa en su honor. Al acto, celebrado en el Kilómetro 0 de la capital, han acudido personalidades como la presidenta y vicepresidente de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, y el alcalde y la vicealcaldesa de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís.

Lo más importante: en el acto se ha guardado un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la COVID-19. Además de descubrir la citada placa, se ha hecho una ofrenda floral a los fallecidos, en especial a los que murieron en soledad sin que sus cadáveres fueran reclamados por nadie.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por los miembros de su Gobierno, ha presidido el homenaje, iniciado a las 12:00 horas del mediodía. La placa se puede ver ya en la fachada principal del edificio de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, y reza: «El pueblo de Madrid en recuerdo a las víctimas de la COVID-19 y en especial a aquellas que murieron en soledad».

Ayuso ha recordado que «este virus va a seguir un tiempo entre nosotros» y que «muchas familias lo han perdido todo». Es por ello que, según Aguado, se va a «seguir trabajando mañana tarde y noche por vencer este virus y por ganar esta batalla».

Durante el minuto de silencio, la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM) interpretó el aria Lascia ch’io pianga (Déjame llorar) de la ópera Rinaldo, de Haendel. Además, en el acto ha sonado también el himno de España.

En julio pasado, el Gobierno regional inhumó más de medio centenar de fallecidos por coronavirus, al no haber sido reclamados los cadáveres por sus familiares. Ante esta situación, la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas decidió inhumar los cuerpos, que permanecían en el Instituto de Medicina Legal, uno de los depósitos provisionales de cadáveres puestos en marcha en la primera ola de la pandemia.