La keniana Peres Jepchirchir corre el medio maratón femenino más rápido de la historia

Lifestyle

La keniana Peres Jepchirchir corre el medio maratón femenino más rápido de la historia
Foto: Martin Divisek| EFE/EPA

La keniana Peres Jepchirchir realizó este sábado en Praga la mejor marca de la historia en un medio maratón sólo para mujeres con un tiempo de 1h05:34 que rebaja en 37 segundos la plusmarca anterior, establecida hace dos años por la etíope Netsanet Gudeta en los Mundiales de la distancia.

En contexto: el récord mundial femenino absoluto en medio maratón, en carreras junto a hombres (y por tanto con liebres masculinas), pertenece a la etíope Ababel Yeshanew con un tiempo de 1h04:31 conseguido el 21 de febrero pasado en Ras Al Khaimah.

Jepchirchir, de 26 años, se fue por delante cuando se habían cumplido veinte minutos de carrera en el parque Letna. Pasó los 10 km en 30:32 y, aunque en la última fase del recorrido disminuyó su ritmo, aún le sobró tiempo para batir el récord del mundo oficioso en un medio maratón femenino. Sus compatriotas Brenda Jepleting (1h07:07) y Dorcas Jepchumba Kimeli (1h07:14) le acompañaron en el podio.

«Quería conseguir una marca sobre 1h04:50 pero estoy contenta con esta», declaró Jepchirchir, campeona mundial de la distancia en 2016 y antigua plusmarquista mundial con un registro de 1h05:06 logrado en la carrera de Ras Al Khaimah (Emiratos) en 2017.

En la carrera masculina de Praga diez kenianos han copado los puestos de honor, comandados por Kibiwott Kandie, vencedor con un crono de 58:37 que le sitúa quinto en la lista mundial de todos los tiempos, a 36 segundos del récord mundial de su compatriota Geoffrey Kamworor (58:01, Copenhague, 15.09.2019).

A casi minuto y medio llegó a la meta el segundo, Philemon Kiplimo (59:56). Nadie más bajó de la hora. Benson Kipruto fue tercero con 1h00:06. Kibiwott, campeón keniano de cross, rebajó en 19 segundos su marca personal anterior (58:58), que había obtenido este mismo año al ganar el medio maratón de Ras Al Khaimah.

El Medio maratón de Praga ofreció la puesta de largo de las nuevas zapatillas ADIZERO ADIOS PRO, creadas por Adidas para competir con las Nike con las que el keniano Eliud Kipchoge rompió el muro de las 2 horas en el maratón.