La luz de tu smartphone al acostarte "confunde" tu cerebro

Por: The Objective

Futuro
La luz de tu smartphone al acostarte "confunde" tu cerebro
Foto: RAFAEL MARCHANTE

Las empresas que diseñan las pantallas de los teléfonos móviles de última generación, las tabletas y los ordenadores han logrado crear luces verdaderamente potentes. Estas pantallas brillan lo suficiente como para verse durante el día, y por la noche son tan fuertes que han sido comparadas con «pequeñas ventanas» por las que se puede ver como si fuera de día. Por eso, mirar tu smartphone por la noche al acostarte es una mala idea por los numerosos efectos negativos que causa en el organismo, afectando a algo tan esencial para el ser humano como el sueño, informa Business Insider.

Nuestros cuerpos siguen un ciclo natural que nos permite permanecer levantados y alertas durante el día, y nos ayuda a descansar por la noche. Pero al mirar estas pantallas cuando estamos a punto de irnos a dormir, lo que hacemos es confundir a nuestro cerebro. La luz clara puede hacer pensar al cerebro que es hora de dejar de producir melatonina, una hormona que indica al cuerpo que «es hora de dormir» y aumenta por la noche, reduciéndose por el día.

Al interrumpir la producción de melatonina, la luz del móvil puede trastocar el ciclo del sueño de las personas, como si fuera un jet lag inducido de forma artificial. Eso dificulta que conciliemos el sueño y que podamos dormir durante toda la noche del tirón, lo que puede ocasionar serios problemas para la salud.

Además de interrumpir la producción de melatonina, mirar durante mucho tiempo estas pantallas reduce el número de parpadeos, provocando irritaciones y sequedad en los ojos. A largo plazo, la ausencia de sueño provoca un aumento de la neurotoxina que dificulta aún más la capacidad para dormir. Se ha detectado también una conexión entre la exposición a la luz por la noche y los consiguientes trastornos del sueño con un mayor riego a padecer cáncer de pecho y de próstata; además, las personas con menos niveles de melatonina tienen más predisposición a sufrir depresión. La interrupción del sueño y la falta de melatonina puede ocasionar que al día siguiente se sufran más problemas de memoria, y trastornos en la hormona que controla el hambre, aumentando el riesgo de padecer obesidad.

Para combatir estos problemas, los diseñadores de app han creado programas como f.lux y Shift Night de Apple, ajustes automáticos de las pantallas según la hora del día, eliminando la luz blanca de la pantalla por la noche. Muchos usuarios dicen que los tonos naranjas de estas apps parecen menos agresivos para los ojos.

Pero mientras que algunas investigaciones indican que las luces tenues pueden mejorar el sueño, aún son necesarios más estudios al respecto. Incluso si estos cambios demuestran ser una ayuda, los expertos dicen que muchas otras cosas que hacemos con nuestros teléfonos por la noche no ayudan a dormir, como ver los mensajes en medio de la noche que arruinará el sueño incluso más que la interrupción de la producción de melatonina. Así que, en la medida de lo posible, los expertos aconsejan permanecer alejados de las pantallas antes acostarse.