'La Nena', la nueva novela de Carmen Mola, el fenómeno literario que vuelve con misterio y tremendismo

Cultura

'La Nena', la nueva novela de Carmen Mola, el fenómeno literario que vuelve con misterio y tremendismo

En una España adicta a la novela negra, Carmen Mola regresa a las librerías con La Nena, un nuevo cóctel de intriga y sangre bajo un pseudónimo del que dice alegrarse «cada día que pasa».

De Carmen Mola, el nombre ficticio con el que ha firmado sus tres novelas, publicadas por Alfaguara, se sabe apenas que nació en Madrid en 1973 y vive en la capital española con su marido y sus tres hijos.

La crítica la conoce por ello como ‘la Elena Ferrante española’, en alusión a la exitosa autora italiana que también prefiere ocultar su identidad.

«No me interesa el postureo, la fama, el ser reconocida (…) Al contrario, me alegro de la decisión de permanecer en el anonimato cada día que pasa», cuenta a AFP en una entrevista efectuada mediante cuestionario, enviado y recibido por correo electrónico a través de su editorial.

Su alter ego es la inspectora Elena Blanco, de la Brigada de Análisis de Casos (BAC), protagonista de La novia gitana (2018) y La red púrpura (2019).

Dos entregas que vendieron en total 150.000 ejemplares, fueron traducidas a 11 idiomas y darán pie a una serie televisiva que, con permiso del coronavirus, se espera sea rodada este verano y estrenada en 2021, apunta su agencia, Hanska Literary & Film Agency.

Si en La novia gitana Elena Blanco investigaba sendos feminicidios y en La Red púrpura a una organización dedicada a difundir por internet imágenes de torturas espeluznantes, ahora le toca indagar en la desaparición de su compañera la subinspectora Chesca Olmo, tras una noche de fiesta con un desconocido.

A caballo entre la capital y el campo, La Nena, redactada con un lenguaje directo y sin florituras, incorpora numerosas escenas en zonas rurales dominadas por hombres bestializados.

Un ambiente de tremendismo, aderezado de relaciones familiares tormentosas, que entronca con La familia de Pascual Duarte, la novela con la que Camilo José Cela inauguró esta corriente en 1942.

«No pretendo escandalizar, pero sí dar lo que busco como lectora, que en algunos momentos la trama me resulte impactante, hasta que me produzca una ligera sensación de terror», explica la autora.

Por momentos, la historia se ve sobrevolada por el mediático caso de ‘La Manada’, la violación grupal de una chica de 18 años que en 2016 escandalizó a España. Carmen Mola explica que el detonante no fue este caso, sino «un programa que vi en el que se denunciaba el estado de algunas explotaciones ganaderas y el trato que se daba a los animales». «Pensé que había que ser muy inhumano para vivir en medio de ese horror», dice.

En cuanto al futuro, espera trabajar en una cuarta entrega protagonizada por Elena Blanco, investigando tal vez en medio de «esto que los políticos llaman ahora nueva normalidad», el mundo post covid-19.

Un género renovado y al alza

La Nena según su editorial ha sido «lo más leído y lo más demandado por los lectores» durante el confinamiento.

Su obra es representativa de un género renovado, en el que abundan las autoras y personajes femeninos, y los problemas actuales como la crisis económica, la precariedad, la exclusión social o los feminicidios.

«No estamos intentando imitar» a figuras de referencia, y «ése es el punto de inflexión que estamos haciendo»; «estamos creando sobre lo que está pasando ahora», explica a AFP Laura Gomara, autora de En la sangre (Roca Editorial, 2019), un ‘noir’ sobre una atípica carterista en la Barcelona de hoy día.

Entre las figuras emergentes de la novela negra en español destaca la argentina Dolores Reyes, que escribe de feminicidios en Cometierra (Sigilo, 2019), o la ecuatoriana Mónica Ojeda, que en Mandíbula (Candaya, 2018) habla de violencia y relaciones de poder en un elitista colegio del Opus Dei.

Si el grupo Penguin Random House, matriz de Alfaguara, tiene otros dos filones del género ‘noir’ en Javier Castillo (El día que se perdió el amor, Todo lo que sucedió con Miranda Huff) y Juan Gómez-Jurado (Reina roja, Loba negra), Planeta tuvo el suyo en Dolores Redondo, autora de la Trilogía del Baztán. Una mezcla de magia, terror y mitología en los bosques de Navarra con más de un millón y medio de lectores, y que en los últimos meses disfrutó de una segunda vida en Netflix.