La obesidad supone el 7% del gasto sanitario español

Mundo ethos

La obesidad supone el 7% del gasto sanitario español
Foto: Mark Lennihan

Uno de cada cuatro españoles padece obesidad, una enfermedad que conlleva el 7% del gasto sanitario total del país, lo que supone unos 2.500 millones de euros sin contar los gastos indirectos. Los expertos reclaman la financiación por parte de la sanidad pública de los fármacos indicados para tratar la patología.

Así lo han expuesto las sociedades española y portuguesa de la obesidad (SEEDO-SEO y SPEO) en el Consenso ibérico sobre el tratamiento farmacológico de la obesidad en el adulto, que han presentado este jueves en una rueda de prensa celebrada en Sitges. El presidente de la SEEDO, Dr. Brasilio Moreno, ha destacado que menos del 5% de las personas con obesidad puede costearse los tratamientos.

«Limitar la accesibilidad a los escasos tratamientos farmacológicos disponibles hoy en día, cuando han demostrado su eficacia y seguridad en diversos ensayos clínicos durante su desarrollo, no puede ser una opción aceptable por nuestras sociedades científicas», han subrayado en el texto.

Hace unos años, las únicas herramientas existentes para afrontar la obesidad eran los cambios en los hábitos de nutrición y de estilo de vida, además de la cirugía de estómago en los casos más graves. Gracias a la «investigación en este campo», tal y como ha explicado la secretaria de la SEEDO-SEO, Susana Monereo, actualmente se cuenta con nuevos medicamentos y tratamientos eficaces para combatir esta enfermedad, pero que no están financiados por la sanidad pública.

Por ello, aquellas personas obesas que se pueden permitir costear el fármaco, deben pagar entre 50 y 300 euros al mes. Sin embargo, la mayoría no pueden hacerlo ya que la obesidad es más frecuente en las personas con menos recursos y con un menor nivel educacional y socioeconómico. La SEEDO-SEO y SPEO han insistido en que «los pacientes obesos que no respondan correctamente a la dieta hipocalórica y al incremento de actividad física deben ser considerados a beneficiarse del tratamiento farmacológico».

Para los expertos, que los pacientes obesos no cuenten con tratamientos financiados supone un «agravio» con respecto al resto de enfermos de otras patologías que sí son subvencionados por el Sistema Nacional de Salud (SNS), y aseguran que medicalizar la obesidad «no va a suponer un problema económico» para la sanidad pública. El presidente de la SEEDO-SEO, Francisco Tinahones, ha denunciado que no se le da a este problema «la magnitud real» que tiene y ha subrayado que «no habría determinadas patologías si no hubiera obesidad».

Esta enfermedad, que padecen en nuestro país unos 6 millones de personas, presenta patologías asociadas como diabetes tipo 2, hipertensión, dislipidemia, artrosis o enfermedades cardiovasculares. «La obesidad, lejos de ser exclusivamente un problema estético, es una de las enfermedades asociadas a un mayor coste económico y con gran cantidad de implicaciones de carácter sanitario y social«, ha expuesto el Dr. Moreno.

«Tanto la SEEDO como la SPEO consideran que solo consiguiendo que todas y cada una de las personas con obesidad sean correctamente diagnosticadas, evaluadas, aconsejadas y tratadas mantendremos a nuestro Sistema Sanitario en el lugar de excelencia que le corresponde», han concluido, informa Efe.