La OPEP prevé que la demanda de petróleo siga bajando en 2020 y 2021

Por: The Objective | Agencias

Economía y capital
La OPEP prevé que la demanda de petróleo siga bajando en 2020 y 2021
Foto: ROSLAN RAHMAN| AFP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado a la baja la demanda mundial de petróleo para finales de 2020 y 2021 por el empeoramiento de las perspectivas económicas, consecuencia de las medidas tomadas contra la segunda ola de la pandemia del coronavirus, según su informe mensual publicado este miércoles.

Los datos: en sus nuevas previsiones, la OPEP espera una caída de la demanda mundial de petróleo de 9,8 millones de barriles diarios (mbd) en 2020, mientras que apostaba por un retroceso de 9,5 mbd en sus anteriores estimaciones, publicadas hace un mes. La demanda total seguiría situándose «ligeramente por debajo de los 90 mbd». «El carburante para el transporte y la industria seguirá afectado en principio durante el cuarto trimestre de 2020», explica la OPEP en su informe. Para 2021, la demanda también ha sido revisada a la baja de 0,3 mbd, y la OPEP anticipa un salto de 6,2 mbd, contra los 6,5 mbd de su anterior informe. La demanda global debería alcanzar los 96,2 mbd el próximo año.

Esos ajustes tienen en cuenta «la degradación de las perspectivas económicas de los países desarrollados de la OCDE a causa de las medidas restrictivas relacionadas con el coronavirus y los efectos negativos que comportan en la demanda de carburante para transportes e industria, hasta mediados de 2021», subraya la OPEP.

En octubre, la producción de los países de la OPEP aumentó 322.000 barriles diarios respecto a septiembre, hasta los 24,386 mbd, según fuentes secundarias (indirectas), citadas en el informe. Esto se debió sobre todo al aporte de Libia (+299.000 barriles diarios en octubre), exenta de cumplir con cuotas, y de Irak (+148.000 barriles diarios).

La OPEP+ podría «ajustar» el acuerdo sobre la reducción de producción de petróleo, que busca atajar la bajada de los precios provocada por el impacto de la pandemia en la demanda, según declaró el pasado lunes el ministro saudita de Energía. En virtud de un acuerdo firmado en abril, la OPEP y sus aliados, con Rusia a la cabeza, confirmaron a mediados de octubre que la retirada actual de 7,7 mbd pasaría a 5,8 millones a partir de enero de 2021.