La policía dispersa a centenares de migrantes y activistas en París con gas lacrimógeno

Por: AFP

Sociedad
La policía dispersa a centenares de migrantes y activistas en París con gas lacrimógeno
Foto: MARTIN BUREAU| AFP

La policía ha dispersado usando gas lacrimógeno a centenares de migrantes y activistas que habían instalado tiendas de campaña en el centro de París para reclamar más refugios de emergencia.

Por qué te lo contamos: los activistas denuncian las condiciones en las que viven los migrantes y refugiados en los campos de las afueras de París. «Han visto la violencia policial, mientras que hay responsables electos, periodistas, cámaras, en pleno París. Imagínense entonces lo que viven los exiliados aislados a las afueras de París. Eso es lo que vemos toda las noches», dice Kerill Theurillat, un responsable de la asociación Utopia56, que ideó el campamento en la plaza de la República.

Tras el desmantelamiento del campamento que acababa de ser levantado en la plaza de la República de la capital francesa, entre 200 y 300 personas, sobre todo activistas, convergieron hacia el centro de la ciudad, rodeados por un imponente dispositivo de las fuerzas de seguridad. Al cabo de unos minutos, las fuerzas de seguridad lanzaron gas lacrimógeno y granadas aturdidoras para dispersar a varios grupos.

Un periodista, que se había identificado como tal, también fue inmovilizado en el suelo y golpeado con una porra cuando grababa la escena, según constató AFP.

Tras el operativo policial, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, declaró en Twitter que «algunas imágenes de la dispersión del campamento ilícito de migrantes […] son chocantes» e indicó que solicitó un informe para conocer «la realidad de los hechos» al prefecto de la Policía. «Tomaré decisiones en cuanto lo reciba».

«El Estado está dando un espectáculo lamentable», ha dicho por su parte Ian Brossat, adjunto de la alcaldesa de París y encargado de la acogida de refugiados, a AFP. «Hay una respuesta policial a una situación social. Solo saldremos de esta si encontramos soluciones de alojamiento para estas personas».

La semana pasada fue desmantelado un campamento próximo a París donde vivían 2.400 refugiados. Desde 2015, se ha procedido a 65 operaciones de desmantelamiento de campamentos de migrantes en la capital y sus alrededores, y a 300 operaciones de evacuación.

Aunque en los últimos cinco años el programa nacional de acogida de migrantes ha duplicado sus plazas, llegando a 110.000, la solución ha resultado insuficiente, pues el número de refugiados ha aumentado mucho más rápido.