La producción mundial de plástico retrocedió en 2020 por primera vez desde 2008

Energía y medioambiente

La producción mundial de plástico retrocedió en 2020 por primera vez desde 2008
Foto: Nick Fewings| Unsplash

La producción mundial de plástico retrocedió en 2020 un 0,3% debido a la pandemia del coronavirus, según la asociación europea de productores de plástico. Se trata de un fenómeno que solo se ha registrado tres veces desde la Segunda Guerra Mundial.

Las cifras: en total, el planeta produjo «367 millones de toneladas de plástico en 2020, frente a los 368 millones de toneladas en 2019», dijo a la AFP Eric Quenet, director de PlasticsEurope. En Europa y según estas fuentes, el retroceso fue de 5,1%. Europa ha pasado de producir un 21% del plástico mundial en 2010, al 15% que genera actualmente, es decir, 55 millones de toneladas.

Hasta ahora, el mundo había registrado dos retrocesos en su producción de plástico desde el final de la Segunda Guerra Mundial: en 1973, con la crisis petrolera, y en 2008, con la Gran Recesión. Uno de los sectores que más ha notado este proceso ha sido el automovilístico, que redujo su consumo de plástico en un 18,1% en Europa.

Mientras en el continente europeo se ha notado significativamente el impacto de la pandemia en la industria, la tendencia ha sido diferente en China, donde la producción de plástico aumentó un 1% en 2020, según estas fuentes.

China fabricaba un cuarto del plástico mundial en 2010 y es responsable actualmente de un tercio, después de haber duplicado su producción entre 2010 y 2020, cuando produjo 117 millones de toneladas. El gigante asiático exporta PVC para la construcción y otros plásticos pero sigue importando plástico para la industria automovilística.

La presencia de residuos plásticos en el planeta es uno de los grandes problemas para abordar la emergencia climática. Un informe publicado en marzo por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la ONG Azul alertaba del colapso de los sistemas de reciclaje, ya que la pandemia ha disparado el uso de guantes y mascarillas. Pues el mayor inconveniente no es la producción, sino el correcto reciclaje del plástico.