La UE negocia la acogida de hasta 1.500 niños refugiados bloqueados en Grecia

Política y conflictos

La UE negocia la acogida de hasta 1.500 niños refugiados bloqueados en Grecia
Foto: Costas Baltas| Reuters

La Unión Europea (UE) considera la posibilidad de recibir hasta 1.500 niños inmigrantes que se encuentran actualmente bloqueados en campamentos griegos, según ha anunciado el Gobierno alemán en comunicado en la madrugada de este lunes. De acuerdo con la nota, divulgada después de una reunión de siete horas entre líderes de la coalición de gobierno de la canciller Angela Merkel, «está siendo negociada una solución humanitaria a nivel europeo».

«Queremos apoyar a Grecia en la difícil situación humanitaria de 1.000 a 1.500 niños en las islas del país», dice el comunicado, que añade que Alemania está lista a recibir «una parte apropiada» de este total como parte de esta «coalición de voluntarios» en curso de negociación.

La preocupación por la difícil situación de los menores ha aumentado, ya que muchos requieren tratamiento médico urgente y un gran número de ellos no están acompañados por adultos. En días recientes han aumentado los llamamientos para que otras naciones europeas los acepten, debido a la presión en Grecia después de que Turquía abriera sus fronteras el 28 de febrero para permitir que los migrantes y refugiados ingresaran en territorio europeo.

Durante la última semana, estos refugiados e inmigrantes han tratado repetidamente de franquear la frontera griega, con varios enfrentamientos en los que la Policía griega ha lanzado gases lacrimógenos y cañones de agua para hacerlos retroceder e incluso ha llegado a utilizar munición real.

En medio de la crisis, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se reunirá en Bruselas este lunes para dialogar con la Unión Europea, con quien firmó un acuerdo en 2016 por el que Bruselas proporcionaría miles de millones de euros en ayuda a cambio de que las autoridades turcas frenaran el flujo de migrantes hacia Europa.

Sin embargo, el Gobierno turco ha acusado repetidamente al bloque europeo de no cumplir sus promesas y ha amenazado en repetidas ocasiones con hacer lo que finalmente llevó a cabo el 28 de febrero: dejar de contener a los migrantes que llegaban a Turquía, principalmente huyendo de la guerra en Siria, y empujarlos a entrar en la Unión Europea a través de Grecia.