La Unión Europea aprueba medidas para impedir la llegada de inmigrantes

Lifestyle

La Unión Europea aprueba medidas para impedir la llegada de inmigrantes
Foto: EMILIO MORENATTI

La Unión Europea ha aprobado hoy en la cumbre de Malta una serie de medidas que tienen como objetivo impedir el ingreso y flujo de inmigrantes provenientes en su mayoría del norte de África y el Medio Oriente. Según la declaración conjunta de los 28 países del bloque, dichas medidas buscan destruir el modelo de negocio de los traficantes, permaneciendo vigilantes en otras rutas de esa zona. En la rueda de prensa posterior, Mariano Rajoy ha explicado que una de las grandes prioridades de la UE es establecer un plan de acción para «el diálogo político, la cooperación al desarrollo, la lucha contra las mafias, la mejora de las políticas de retorno y la protección de las fronteras».

El documento aprobado por la UE incide en la necesidad de prestar apoyo al Gobierno de Acuerdo Nacional para impulsar la cooperación y la asistencia a las comunidades regionales y locales libias, así como a las organizaciones internacionales activas en el país. Entre las prioridades figura la formación, equipamiento y respaldo de los guardacostas libios, el aumento de los esfuerzos para destruir el modelo de negocio de los traficantes de personas y la mejora de la situación socioeconómica de las comunidades locales en Libia. La declaración de la UE respalda la idea de movilizar 200 millones de euros para proyectos en 2017, con prioridad a los que tengan que ver con la inmigración en Libia, que se financiarían con el Fondo Fiduciario de la UE. «Esa era la política que España defiende y la política que nos hubiera gustado que se hubiera alcanzado antes», ha asegurado el presidente durante su comparecencia. Refiriéndose a los acuerdos con Libia, principal puerto de entrada de los migrantes africanos hacia Europa, Rajoy ha asegurado que la UE pretende abordar el problema «desde el origen», recordando que «sólo en el 2016 han llegado (a Europa) 181.000 personas». Pocas horas antes, al inicio de la Cumbre en Malta, Arjan Hehenkamp, gerente de Médicos Sin Fronteras, ha declarado que «la Unión Europea está exponiendo de forma falsa la realidad en Libia: el país no es un lugar seguro para los que buscan protección (…) Devolver allí a las personas o retenerlas es una política de refugiados inhumana». Otras organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional también han expresado su preocupación ante el cierre de las fronteras del sur de Europa, ya que según su parecer implicaría dejar a miles de personas refugiadas e inmigrantes varadas en el mar Mediterráneo expuestas a ser detenidas y a sufrir abusos contra su integridad.