Las aerolíneas rechazan que se obligue a dejar asientos vacíos en los vuelos

Sociedad

Las aerolíneas rechazan que se obligue a dejar asientos vacíos en los vuelos
Foto: KEVIN LAMARQUE| Reuters

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que engloba a las principales aerolíneas del mundo, se muestra favorable al uso obligatorio de mascarillas entre pasajeros y tripulación durante los vuelos, pero rechaza que se les imponga un distanciamiento que obligue a dejar sin ocupar algunos asientos, según ha explicado en un comunicado.

El sector del transporte aéreo es uno de los sectores que antes sufrió las consecuencias del coronavirus, pues numerosos países prohibieron los viajes que no fueran necesarios, y uno de los que más tarde se va a recuperar, pues los viajes entre comunidades y a otros países no están previstos hasta que se complete del todo la desescalada. Las medidas de seguridad que deberán implementar serán negociadas por los países europeos y por el momento no se sabe cuáles serán las obligatorias.

IATA defiende que el uso generalizado de mascarillas es suficiente para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades «ya de por sí bajo» y evita tomar otras medidas adicionales actualmente en consideración, como dejar vacío un asiento entre dos pasajeros. «Debemos llegar a una solución que dé a los pasajeros confianza al volar y mantenga el coste de hacerlo a precios asequibles», indica al respecto el director general y consejero delegado de la IATA, Alexandre de Juniac.

La asociación sectorial asegura que aplicar la obligatoriedad de mantener ciertos asientos vacíos en los vuelos podría reducir la capacidad de pasaje a un 62%, cuando la medida que la industria requiere actualmente para ser rentable es del 77%.

«Con menos asientos para ocupar, los costes subirían mucho, y comparando con 2019, las tasas aéreas tendrían que subir dramáticamente, entre un 43% y un 54% dependiendo de la región, solo para cubrir costes», alerta la asociación, que propone otras medidas de prevención además de las mascarillas, como la toma de temperatura de pasajeros y tripulantes, procedimientos de entrada y salida del avión que reduzcan el contacto entre personas y una mayor limitación de movimientos en la cabina durante el vuelo. También aboga por una mayor frecuencia de la limpieza en la cabina, y una simplificación del servicio de comida para limitar el movimiento de la tripulación y su interacción con los pasajeros.

Por último, IATA subraya que el uso de «pasaportes de inmunidad» (que algunos gobiernos consideran expedir a aquellos ciudadanos que se hayan recuperado de la COVID-19) podría estar incluido en las medidas de prevención, si estos documentos finalmente se muestran efectivos para reducir los contagios y se generalizan.