Las manifestaciones por la muerte de George Floyd se extienden a Europa

Mundo ethos

Las manifestaciones por la muerte de George Floyd se extienden a Europa
Foto: Christian Mang| Reuters

Las manifestaciones por la violencia policial contra los negros en Estados Unidos, provocadas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un agente el pasado lunes en Mineápolis, se extendieron este fin de semana a algunas ciudades europeas, donde miles de personas se han sumado al movimiento de protesta.

La muerte de George Floyd impacta e indigna dentro y fuera de Estados Unidos. Berlín y Londres han sido el epicentro de las protestas, mientras muchos personajes públicos apoyan el movimiento.

En Berlín ha habido manifestaciones por segundo día consecutivo, concretamente en el multiétnico barrio de Neukölln, donde alrededor de un millar de personas se han congregado para exigir Justicia para George Floyd.

Los manifestantes portaban retratos de Floyd y carteles denunciando la brutalidad policial contra la población negra. Al igual que el sábado, la manifestación ha sido convocada de forma espontánea a través de las redes sociales, y en ambos casos transcurrieron sin incidentes.

Ayer, unas dos mil personas se concentraron ante la Embajada de EEUU en Berlín. Los concentrados portaban carteles alusivos a la muerte de Lloyd y en denuncia de ese nuevo caso de violencia policial sobre un afroamericano; según la policía respetaron las normas de distanciamiento social impuestas por el coronavirus.

Además, en varios puntos de la capital alemana han aparecido grafitis con la imagen de Floyd, muerto a los 46 años cuando un policía lo inmovilizaba durante varios minutos poniéndole la rodilla sobre el cuello.

Las acciones por la muerte de Floyd han contado con más seguidores que las múltiples concentraciones programadas este fin de semana, tanto en Berlín como en otras ciudades alemanas, en contra de las restricciones en la vida pública por el coronavirus.

También en Londres, miles de personas se han manifestado este domingo para protestar por la muerte de Floyd, que ha desatado disturbios raciales en Estados Unidos.

Los manifestantes han recorrido la avenida Whitehall, en el centro de la capital británica, han pasado frente al palacio de Westminster, sede del Parlamento, y se ha concentrado finalmente en las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos en Londres.

Los participantes en la protesta coreaban lemas como «Black lives matter» («Las vidas negras importan», en inglés, un frase que se repite desde hace años en EE.UU. para denunciar la violencia policial contra la comunidad afroamericana), y «Decid su nombre: George Floyd».

El tráfico ha sido cortado en diversos puntos de la marcha, en varios momentos acompañada de aplausos y sonido de cláxones en señal de apoyo por parte de conductores.

Un grafiti pintado sobre una valla a lo largo del recorrido de la protesta afirmaba: «Los negros no se merecen esto».

El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, ha manifestado que la muerte de Floyd es «muy preocupante», pero ha rehusado comentar la respuesta del Gobierno estadounidense a los disturbios: «Ese no es mi cometido», zanjó el jefe de la diplomacia británica.

Asimismo se han registrado hoy marchas denunciando la brutalidad policial ante la Embajada de Estados Unidos en Dinamarca.

Algunos de los concentrados en Copenhague portaban carteles con la frase «I Can’t Breathe» –»No puedo respirar»– alusivas a la muerte de Lloyd, que la pronunció poco antes de morir bajo la presión del agente policial, y que quienes protestan en Estados Unidos suelen corear.