La lava se extiende ya por 166 hectáreas y ha destruido 350 inmuebles

Por: EFE

Sociedad
La lava se extiende ya por 166 hectáreas y ha destruido 350 inmuebles
Foto: Joel Pérez| The Objective

La lava arrojada por el volcán de la Cumbre Vieja en la isla de La Palma cubre ya más de 166 hectáreas y ha destruido 350 inmuebles, según los últimos datos del sistema de observación terrestre europeo Copernicus, obtenidos en la tarde de ayer.

Lo más importante: el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) confirma que se mantiene la actividad eruptiva aunque el volcán ha entrado en zona de estabilidad y la velocidad de desplazamiento de las coladas hacia la costa se ha aminorado, de modo que la más activa, la norte, avanza a cuatro metros por hora.

Las mediciones, hechas a las 19:26 horas de este miércoles, muestran cómo la lava había cubierto 14 hectáreas más que en la anterior, efectuada 36 horas antes, y había arrasado 30 inmuebles más que los contabilizados el día anterior. El último informe del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), emitido a las 08:00 de esta mañana, reduce ligeramente esa estimación hasta las 150 hectáreas y los 300 inmuebles destruidos. No obstante los frentes de avance de la lengua han crecido en altura y se sitúan ahora entre los 8 y los 15 metros.

La DSN informa además de que ENAIRE ha establecido áreas temporalmente restringidas del espacio aéreo en los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane para el sobrevuelo en zonas de mar y tierra por debajo de los 3.000 pies, ya que recuerda que entre hoy y mañana está prevista la posibilidad de que los gases del volcán a 3.000 metros de altitud «comiencen a desplazarse al este o nordeste, mientras que a 1.500 metros, la tendencia de las emisiones apunta al suroeste y sur».

En relación con la calidad del aire, no hay registros que puedan indicar riesgos para la salud, señala la DSN. «Con respecto a la posibilidad de lluvias ácidas no hay riesgo de interacción química y, caso de producirse, no tendría efectos a corto plazo.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha informado esta mañana de que la altura de la pluma volcánica se estima en 4,1 kilómetros por encima de la boca eruptiva.

Sobre el terreno, lo vulcanólogos italianos desplazados a La Palma han realizado mediciones del espesor de la capa de ceniza, que a aproximadamente un kilómetro del origen de la erupción es ya de unos 3 centímetros.

Mientras tanto, la ayuda a las casi 6.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares y sus trabajos a causa de la lava del volcán de Cumbre Vieja se incrementa día a día.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció ayer el comienzo de los realojamientos de parte de los 137 afectados por las coladas del volcán de Cumbre Vieja que se han hospedado desde el domingo en el cuartel de Breña Baja en centros sociosanitarios, en un hotel del municipio de Fuencaliente y en otros recursos que se están habilitando para estar disponibles en los próximos días.

A la ayuda que prestan la administración y las instituciones a los afectados se ha sumado la oferta de las patronales de la banca española AEB, CECA y Unacc y la gestora de activos inmobiliarios Sareb de poner a disposición de los afectados las viviendas que tengan disponibles en la isla «de forma gratuita y mientras sea necesario» para contribuir a su realojo de temporal.

Además la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que la Unidad Militar de Emergencias (UME) «va a estar el tiempo que sea necesario, con los medios que sean necesarios», en la isla de La Palma para ayudar en todo lo relativo a la erupción del volcán.

José Antonio Gamarra, subteniente del núcleo de operaciones del contingente de 184 efectivos de la UME desplazado a La Palma para colaborar en el dispositivo de emergencia, ha manifestado a EFE que están realizando análisis que demuestran que el aire que respira la población de La Palma no es perjudicial para la salud.

Los reyes han querido unirse con su presencia hoy en la isla al dolor de las familias que han perdido o están perdiendo sus casas, su medio de vida y sus recuerdos bajo lava y este jueves viajan a La Palma para brindarles su apoyo y solidaridad en estos difíciles momentos.

Don Felipe y doña Letizia van a estar acompañados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que regresa a la isla tras volar directamente desde Nueva York donde ha intervenido en la Asamblea General de Naciones Unidas, así como por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata y otras autoridades.

Los reyes visitarán el punto de realojo de afectados situado en el acuartelamiento El Fuerte, en la localidad de Breña Baja, y tras de mantener una reunión con el comité del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), conocerán los distintos lugares donde se coordina el dispositivo de emergencia.