Levantan la tapa de la tumba de Jesucristo en Jerusalén

General

Levantan la tapa de la tumba de Jesucristo en Jerusalén
Foto: Ariel Schalit

Por primera vez en siglos, restauradores expertos han abierto la tapa de la tumba donde se cree que el cuerpo de Jesús fue depositado tras su crucifixión. Situada en la Iglesia del Santo Sepulcro, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, la tumba ha permanecido oculta tras un revestimiento de mármol a lo largo de los años. Gracias a las tareas de restauración que se están llevando a cabo en el monumento los científicos tienen por fin acceso al nicho de Jesús de Nazaret.

El acceso a la tumba de Jesús, el lugar más sagrado en el cristianismo, es parte de un minucioso proyecto de restauración en el que se han invertido cuatro millones de dólares. Un vídeo en exclusiva de National Geographic muestra imágenes sobre el emocionante momento en el que los trabajadores destapan la losa que da paso al lugar donde se cree que yació Jesucristo. En declaraciones para el mismo medio, el arqueólogo Fredrik Hiebert ha explicado que «el revestimiento de mármol de la tumba fue retirado, dejando a los expertos sorprendidos por la gran cantidad de material de relleno que la cubría».  El experto ha asegurado que «será un análisis científico prolongado, pero por fin podremos ver la superficie de la roca original donde, según la creencia cristiana, se colocó el cuerpo de Cristo». Según el cristianismo, el cuerpo de Jesucristo fue colocado en un nicho excavado en la ladera de una cueva de piedra caliza tras su crucifixión. Las mujeres que fueron a ungir su cuerpo del difunto tres días después aseguraron que no había restos presentes, porque según la creencia, Cristo había resucitado. Esta plataforma de enterramiento estaba cerrada por una pequeña estructura conocida como Edículo, que en pleno proceso de rehabilitación, está ofreciendo a los investigadores una oportunidad sin precedentes para el análisis de este lugar sagrado.