The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Lifestyle

Receta de lasaña de carne y verduras con bechamel y queso gratinado

Receta de lasaña de carne y verduras con bechamel y queso gratinado
Lasaña de carne y verduras con bechamel y queso gratinado.|Gtres

Lasaña, pasta, pizza… La italiana es una de las cocina con mayor fama, ya que esos tres platos en concreto (y alguno más) se consumen en casi todo el mundo. Pero sin entrar en el debate si es la mejor o no (aquí estamos a favor de que la cocina española es mucho mejor), hoy en THE OBJECTIVE te vamos a contar cómo preparar lasaña paso a paso.

Primero tenemos que pensar el grado de dificultad que queremos darle a nuestra lasaña. Si eres todo un cocinitas, seguramente preferirás hacerla lo más casera posible; por el contrario, si no estás muy acostumbrado a cocinar, querrás tener todos los ingredientes listos para preparar este plato lo más rápido posible.

Con ese planteamiento, vamos a dar dos opciones para hacer la receta de la lasaña de carne y verduras, que finalmente será la misma para ambos casos:

Lasaña fácil y rápida

Esta es la opción para las personas que no tengan mucha maña en la cocina, pero que quieren disfrutar de una lasaña hecha por ellos mismos. Para ello vamos a necesitar los ingredientes que forman la base ya comprados: placas de lasaña, tomate frito y bechamel.

Pero esta opción no es sólo válida para los que no tienen mucha experiencia cocinando, también nos sirve si tenemos poco tiempo. Lo que conseguimos es rebajar sensiblemente el proceso de elaboración sobre todo en la masa de la pasta para hacer las placas y en la realización de la salsa de tomate.

Lasaña casera, más compleja, pero mucho más rica

Y aquí vamos con nuestra opción favorita, la ‘difícil’. Resaltamos las comillas de difícil, porque realmente no pretendemos a realizar elaboraciones complicadas, pero por un motivo. Lo que compramos sí o sí va a ser las placas de lasaña. Obviamente se pueden hacer en casa, pero creemos que en este caso es mejor usar las que podemos encontrar en cualquier supermercado (la marca, la que prefieras).

De esta forma, aquí vamos a hacer dos cosas fundamentales que van a diferenciarnos de la ‘lasaña fácil y rápida’: salsa de tomate y bechamel, ambas caseras. Para ello vamos a aprovechar las recetas que recientemente hemos publicado en THE OBJECTIVE, en las que te explicamos a la perfección cómo preparar estas dos salsas.

Ingredientes*

  • 500 gramos de carne de ternera picada
  • Una cebolla mediana
  • Dos zanahorias
  • Un pimiento verde
  • Dos dientes de ajo
  • 125 mililitros de vino tinto
  • 400 gramos de salsa de tomate
  • 200 mililitros de bechamel
  • 14 placas de lasaña
  • 150 gramos de queso emmental rallado
  • Sal, pimienta negra, canela en polvo y aceite de oliva virgen extra

*Para cuatro personas

Pasos para preparar y montar la lasaña

  1. Comenzamos cortando la cebolla, el pimiento y los ajos en brunoise y las zanahorias en dados pequeños de unos 0,5 centímetros de lado. Disponemos una sartén en el fuego (a intensidad alta), añadimos dos cucharadas de aceite de oliva y agregamos la cebolla y el pimiento, echamos una pizca de sal y removemos con una lengua o una pala de madera. Pasado unos minutos es el momento de echar la zanahoria y los ajos, volvemos a mover inmediatamente después, bajamos el fuego a medio-bajo, tapamos y dejamos cocinar durante unos 15 minutos.
  2. Es el momento de añadir la carne para cocinarla. Echamos la carne picada (podemos comprarla picada o picarla nosotros mismos si tenemos picadora, si elegimos esto último lo ideal es que sea una carne de ternera magra), salpimentamos al gusto, echamos media cucharadita de canela en polvo (te va a sorprender este sabor) y removemos. Cuando veamos que está dorada, añadimos el vino y dejamos que se reduzca casi a la totalidad. Apartamos del fuego y reservamos.
  3. Ahora vamos a montar la lasaña. Tenemos por un lado las placas (hay que comprobar las instrucciones del fabricante, ya que algunas hay que remojarlas en agua caliente antes o incluso cocerlas, por lo que hacemos lo que nos indiquen), la carne con las verduras, el tomate, la bechamel y el queso. En un recipiente de horno rectangular de unos 30 centímetros de largo por 15 de ancho (más o menos, no tiene que ser exacto, pero es el que yo he utilizado) ponemos una base de tomate, fina, pero que cubra el recipiente, luego las placas de lasaña, luego encima otra capa de tomate, carne, placas de lasaña, tomate, carne, placas, tomate, carne… Lo ideal sería hacer cuatro pisos y finalizar con otras placas de lasaña. La última capa va a ser la bechamel y por encima el queso.
  4. Previamente tenemos que poner a calentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Introducimos el recipiente con nuestra lasaña en el horno caliente y dejamos que se cocine durante unos 20 minutos. Si vemos que el queso no está del todo gratinado, pasado ese tiempo ponemos el modo grill. Y ya tenemos lista nuestra versión de este típico plato italiano.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D