The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Gastronomía

Masa de pizza casera: ingredientes, receta y consejos

Hoy te contamos como preparar la base de uno de los platos más famosos de la cocina italiana

Masa de pizza casera: ingredientes, receta y consejos

El amasado de la masa de pizza casera.|Gtres

La pizza es, junto con la pasta, la comida más internacional de la cocina italiana. Aunque podemos encontrar muchas recetas de diferentes masas y con diferentes ingredientes, la clásica siempre va a ser la napolitana. Pero hoy no vamos a hablar del origen o cómo debe ser la pizza clásica (al final cada uno tiene sus gustos). Hoy te contamos en THE OBJECTIVE cómo hacer una masa de pizza casera de una forma muy fácil.

Los ingredientes son muy básicos: harina, agua, aceite de oliva, sal, azúcar y levadura. Y es que hablamos de los mismos ingredientes que necesitaríamos para hacer pan. De hecho, exceptuando el horneado, la receta sería exactamente igual que la del ya citado pan.

A la hora de conseguir una buena masa de pizza es muy importante el amasado. Para ello tenemos dos opciones: un amasado manual o ayudarnos de un robot de cocina o panificadora. Hoy en día es habitual tener en casa uno de esos dos electrodomésticos, por lo que si eres propietario de uno de ellos, la receta es aún más fácil.

Y es importante el amasado porque del tiempo que dediquemos a ello obtendremos una mejor o peor masa. A más amasado (tampoco hace falta pasarnos) logramos una masa más esponjosa, por lo que el resultado final de la pizza va a ser muchísimo mejor.

Prepizza, la clave de la receta

Cuando hablamos de prepizza hacemos referencia a dejar la masa un poco hecha para posteriormente añadir el resto de ingredientes. Hacemos esto para conseguir una masa de pizza que tenga aire por dentro, que se asemeja muchísimo a la receta original napolitana.

Su elaboración es muy sencilla, ya que simplemente tenemos que introducir nuestra masa de pizza cruda (estirada de la forma en la que queremos) en el horno a máxima temperatura. Bastaran unos minutos para que se empiecen a formar burbujas de aire, momento en la que la sacaremos del horno. Ahí tenemos lista nuestra prepizza.

Ingredientes para dos pizzas

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 320 mililitros de agua tibia
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una chucharadita de sal
  • Otra de azucar
  • 7 gramos de levadura de panadero (un sobrecito)

Cómo hace masa de pizza casera, paso a paso

  1. Vamos a necesitar un bol grande para hacer la mezcla y poder empezar a amasar ahí. Echamos primero la harina, la sal y el azúcar. Hacemos un hueco en medio y añadimos el agua, el aceite y la levadura. Nos mojamos las manos y empezamos a amasar con ellas. El punto que queremos es que la masa se desprenda fácil de la superficie del bol. Si ves que no se adhiere toda la harina, tendrás que echar un poco de agua; si por el contrario la masa está muy húmeda, deberás añadir algo de harina.
  2. Sobre una superficie limpia ponemos harina y, encima, la masa. Es hora de amasar. ¿Cómo? Con las dos manos vamos aplastando la masa y la volvemos a redondear, veremos que según vamos amasando cada vez tenemos una masa un poco más flexible. Tenemos que hacer este paso durante unos diez o 15 minutos. En caso de tener un robot de cocina o panificadora simplemente tenemos que meter la masa y poner el programa de amasado. Tras ello echamos algo de aceite en el mismo bol en el que hemos juntado los ingredientes, ponemos la masa a la que previamente hemos dado forma de bola y tapamos con un paño de cocina limpio. Dejamos durante una hora o hasta que doble su tamaño (es el fermentado de la levadura).
  3. Tras la fermentación de la masa volvemos a amasar. Notaremos que tiene mucho aire y que si la aplastamos este se va. Repetimos proceso de amasado, ya sea manual o con la ayuda de una máquina, durante unos diez minutos.
  4. Volvemos a poner la masa en una superficie enharinada y la dividimos en dos. Ahora es momento, con la ayuda de un rodillo (o una botella limpia, si no tienes rodillo) de darle forma a la masa. Nos es indiferente si es redonda, rectangular, cuadrada o con una forma inexacta. La clave aquí es tener una masa fina que pueda caber en nuestra bandeja de horno. De hecho no es necesario que tenga un grosor en concreto, puedes dárselo tú según te guste la pizza fina o algo más gruesa. Precalentamos el horno a la máxima potencia.
  5. Cuando el horno haya cogido la temperatura máxima introducimos la pizza, que previamente hemos puesto sobre la bandeja de horno con un papel vegetal. Tal y como hemos explicado antes aquí buscamos una prepizza, y más o menos este proceso tiene que durar unos cuatro minutos. Debes estar pendiente de la pizza y, en cuanto empiecen a aparecer esas burbujas de aire, sacarla.
Masa de pizza casera
Amasado de la masa de pizza casera. | Gtres

El siguiente paso ya es simplemente añadir los ingredientes que quieras, pero siempre con una base de tomate, queso mozzarella y lo que tú prefieras.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D