Lombardía y el Véneto celebran un referéndum para lograr mayor autonomía

General

Lombardía y el Véneto celebran un referéndum para lograr mayor autonomía
Foto: Alessandro Garofalo| Reuters

Las regiones italianas de Lombardía y el Véneto celebran un referéndum no vinculante este domingo 22 de octubre con el fin de obtener mayor autonomía respecto a Roma. Pese a que ambos movimientos no sean secundados por una mayoría de la población, sus presidentes regionales, Luca Zaia y Roberto Marioni, ambos de la Liga Norte, apoyan enérgicamente la iniciativa.

Fuera de Italia, dentro del marco europeo, se han convocado referéndums estos últimos años de carácter secesionista en Escocia, en septiembre de 2014 cuyo resultado era vinculante, y en Cataluña en dos ocasiones. El primero se produjo en noviembre de 2014 y el último ocurrió el pasado 1 de octubre, ambos no vinculantes y declarados ilegales por el Tribunal Constitucional.

Para los venecianos el problema fundamental tiene que ver con los impuestos que, según ellos, no benefician bastante a su territorio, informa la agencia AFP. Según datos aportados por el documento ‘Las 100 preguntas de los venecianos a Luca Zaia’, el Véneto presentó un saldo fiscal -diferencia entre lo que los habitantes pagan como tasas e impuestos y lo que reciben como gastos públicos- de 15.500 millones de euros en 2016. A su vez, el saldo fiscal fue de Lombardía en 2016 fue de más de 52.000 millones de euros.

«Esto podría no ser un problema si esas tasas se invirtieran bien, pero en el ámbito nacional se malgastan 30.000 millones de euros al año«, ha agregado Zaia, que convocó el referéndum consultivo, con el que también pretende reclamar competencias adicionales en materia de educación, infraestructuras, entre otras. La difusión de esta consulta en las redes sociales ha servido de ayuda para obtener mayor apoyo.

Zaia y su homólogo lombardo quieren recuperar la mitad del saldo fiscal de su región. Un discurso que gana adeptos y recibe el respaldo del centroderecha, incluida Forza Italia de Silvio Berlusconi, de las organizaciones patronales y de los sindicatos.

«El referéndum sobre la independencia del 22 de octubre es la única salida para que los venecianos se deshagan del centralismo impuesto durante demasiados años», ha aclarado Luca Zaia al diario Oggi Treviso. En concreto, el próximo domingo se preguntará a los venecianos si quieren «atribuir a la región del Véneto más formas y condiciones especiales de autonomía».

Aunque la victoria del ‘‘ se da por hecha, hay dudas en torno a la participación, sobre todo en Lombardía donde la consulta suscita poco interés. Por el contrario, en el Véneto se le concede una mayor importancia a la identidad regional, y se espera una participación más alta; dicha consulta sólo tendrá validez si alcanza una participación del 50%.

Para los afines al independentismo, muy minoritarios, el referéndum es una primera prueba. «Nos permitirá reunirnos como venecianos«, explica a AFP Alessio Morosin, fundador de Indipendenza Veneta. A pesar del esfuerzo de determinados políticos y de parte de la sociedad veneciana para la celebración de esta consulta, sus efectos no serán trascendentales, según Morosin. «Sabemos que no permitirá alcanzar los objetivos esperados, tanto por motivos políticos como presupuestarios, ya que el Estado tiene una deuda de más de 2.300 millones de euros«.