Los fiscales apoyan a su compañero de Sabadell tras su criticado interrogatorio

Sociedad

Los fiscales apoyan a su compañero de Sabadell tras su criticado interrogatorio
Foto: Marta Pérez| EFE

Las asociaciones de fiscales han expresado el apoyo a su compañero de Sabadell ante las críticas recibidas por su falta de sensibilidad y empatía durante el interrogatorio a la víctima de la agresión sexual múltiple ocurrida en esa localidad en 2019 y que se juzga en la Audiencia de Barcelona.

En contexto: la fiscal de Sala Delegada de Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, criticó que el interrogatorio incisivo del fiscal a la víctima de ‘la manada de Sabadell’ se hizo «sin ningún tipo de sensibilidad ni empatía», algo que «no se debe producir nunca». Precisó que se están barajando penas muy altas, lo que explicaría que el fiscal Eduardo Gutiérrez tratara de «afianzar el relato de los hechos» de la víctima, pero afirma que lo hizo de una forma inadecuada.

Martín Nájera señala que a la víctima hay que explicarle que, si se insiste en las preguntas, es porque se está pidiendo una pena muy alta, y así ésta hubiera recibido el interrogatorio de otra manera, «no como un cuestionamiento».

La Asociación de Fiscales respalda la actuación del fiscal Eduardo Gutiérrez y considera «que realizó adecuadamente su intervención atendiendo a las circunstancias del caso concreto». Además, a través de un comunicado, rechaza las manifestaciones de la fiscal de Sala de Violencia sobre la Mujer, «que desconociendo al parecer los entresijos del caso concreto efectuó críticas injustificadas contra el compañero».

También la Unión Progresista de Fiscales expresa ese apoyo a su compañero de Sabadell y destaca que su obligación «como fiscales es acompañar a las víctimas y conseguir que en el juicio se pueda desplegar la prueba de cargo que fundamente la sentencia condenatoria».

En su informe de conclusiones expuesto este miércoles al final del juicio, el fiscal afirma que ve «perfectamente verídica y creíble» la versión de la víctima de la violación múltiple en 2019, por lo que mantiene su acusación contra los cuatro procesados al entender que se compincharon para intimidarla y agredirla y pide penas de entre 37 años y medio y 40 años y medio de cárcel.