Los militares que bombardearon un hospital de MSF no serán juzgados

General

Los militares que bombardearon un hospital de MSF no serán juzgados
Foto: MOHAMMAD ISMAIL| Reuters

La muerte de 42 personas en 2015 durante un bombardeo de las fuerzas estadounidenses contra un hospital de MSF en Kunduz será castigado únicamente con unas cuantas cartas de reprimenda, sesiones de terapia y la suspensión de un oficial.

El Departamento de Defensa ha sancionado con castigos leves a 16 militares que participaron en el bombardeo contra un hospital en Afganistán, pese a que la organización humanitaria había informado de la ubicación exacta del centro. Ninguno de los militares afrontará cargos judiciales. Según el diario Los Ángeles Times, el castigo más severo será la suspensión del general y su salida de Afganistán. Los otros 15 militares, siete recibieron cartas de reprimenda, seis acudirán a sesiones de terapia y dos a cursos de entrenamiento. El Ejército calificó el suceso en noviembre de «error humano».