Los papeles de Marjaliza apuntan a que la trama Púnica financió en negro al PSOE madrileño

Política y conflictos

Los papeles de Marjaliza apuntan a que la trama Púnica financió en negro al PSOE madrileño
Foto: Juanjo Martin

El empresario David Marjaliza ha entregado documentación original de la caja B de sus empresas al juez de la Audiencia Nacional que instruye la trama Púnica de corrupción. Los manuscritos apuntan a que la trama financió con casi un millón de euros en negro al PSOE de Madrid cuando Rafael Simancas –actual portavoz del Grupo Parlamentario socialista– estaba al frente, según ha publicado este lunes el diario El Mundo.

Los documentos presentados por el empresario, principal arrepentido de esta trama de corrupción –fechados entre 1999 y 2002–  incluyen anotaciones sobre numerosos pagos en negro a diferentes formaciones políticas en 2002: 970.290 euros para el PSOE, 105.489 euros para el PP y 15.025 euros para Izquierda Unida.

La entrega de estos documentos llega casi al límite, ya que el magistrado encargado de la causa, Manuel García-Castellón, ha decidido que agosto es el plazo máximo para cerrar la instrucción, abierta desde hace más de seis años.

Tras conocerse esta información, se han despertado las críticas hacia Simancas, por declaraciones pasadas en relación a otros políticos de distintos partidos a los que Marjaliza también ha implicado en dicha trama de corrupción.

El PSOE ha desvinculado tanto a la dirección socialista como a Simancas. Fuentes de Ferraz han asegurado a EFE que Simancas «no aparece en ningún papel del caso y no tiene relación con el tema». También han subrayado que la información que publica El Mundo es «antigua». «El empresario David Marjariza dijo hace tiempo que supuestamente dio dinero a algunos ayuntamientos donde gobernó el PSOE, 20 años atrás», han afirmado.

El diputado del PSOE madrileño ha echado balones fuera desde su cuenta de Twitter, en la que  también recuerda la convalidación del Ingreso Mínimo Vital esta semana como hecho a destacar frente al debate que se ha abierto este lunes entorno a la trama.

Los documentos entregados por Marjaliza incluyen hasta 33 anotaciones manuscritas que hacen referencia, entre otras, a las siguientes operaciones: 240.000 euros para el PSOE en el ayuntamiento de Pinto por una recalificación, 6.000 euros en negro para la campaña electoral del mismo municipio, presuntos pagos por adjudicaciones para el Partido Popular de Getafe, otros 61.100 euros para el PSOE de Parla, la misma cuantía de nuevo para los socialistas de Parla por una supuesta adjudicación de 196 viviendas.

Los manuscritos fechan entre 1999 y 2002. Marjaliza ha sostenido siempre, en sus declaraciones a la Audiencia Nacional, que la contabilidad B de los años investigados fue completamente quemada tras el aviso de un Guardia Civil ya condenado por la filtración. Lo que el empresario presenta ahora es una contabilidad similar, pero de años anteriores. Ejercicios manuscritos que los agentes no se llevaron en su momento de sus oficinas al considerar que cualquier hecho delictivo de esa fecha estaba ya prescrito, pero que pueden servir para acreditar la forma de actuar de sus empresas.