Madrid celebra la cabalgata de Reyes más accesible de la historia de la ciudad

Mundo ethos

Madrid celebra la cabalgata de Reyes más accesible de la historia de la ciudad
Foto: Chema Moya

Poco después de las 18:30 horas ha comenzado la cabalgata de Reyes de Madrid que ha sido la más accesible celebrada hasta ahora en la historia de la ciudad, ya que ha tenido audiodescripción dirigida a personas con discapacidad visual y subtítulos y mochilas vibratorias para el público con problemas de audición.

En total, 11 carrozasdecoradas con los deseos escritos en papel de 30.000 niños y adultos de Madrid, han acompañado a los Reyes Magos junto a diferentes comparsas, marionetas, muñecas gigantes y bailarinas en una cabalgata en la que han participado más de 2.000 personas y que ha tenido como inspiración el poder transformador de las artes y todas sus disciplinas.

Así, hubo carrozas dedicadas a Las Meninas, uno de los cuadros más universales de la pintura española, a Alicia en el País de las Maravillas o a Julio Verne, uno de los escritores de fantasía y ciencia ficción más conocidos entre los jóvenes.

La plaza de San Juan de la Cruz, en los alrededores de Nuevos Ministerios, ha sido el punto de inicio de un recorrido que ha acabado en la plaza de Cibeles, donde la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha recibido a los Reyes Magos, que han portado sus trajes tradicionales: Melchor de amarillo, Gaspar de rosa y Baltasar de azul.

A pesar del frío de este 5 de enero en Madrid, este año ha habido más asistentes que el anterior debido a la ausencia de lluvia.

La cabalgata ha incorporado medidas hasta ahora inéditas como la audiodescripción en directo para que las personas con discapacidad visual hayan podido conocer la disposición de las carrozas y comparsas, así como detalles artísticos relacionados con el vestuario, la escenografía y el lenguaje no verbal de los participantes.

Además, ha habido subtítulos para las personas con discapacidad auditiva, equipos de bucle magnético para mejorar la audición de personas con audífono o implante coclear y sonido amplificado para escuchar el sonido directo de microfonía con auriculares.

Otra de las novedades es que la cabalgata ha contado este año con un centenar de mochilas vibratorias que han permitido a las personas con discapacidad auditiva «escuchar» la música a través del tacto que les produce la vibración del equipo en contacto con el cuerpo, informa Efe.