Margarita Robles será la voz de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

Política y conflictos

Margarita Robles será la voz de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados
Foto: Javier Lizon

La diputada independiente y jueza en excedencia, Margarita Robles, será la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso a propuesta del recién reelegido secretario general, Pedro Sánchez, ha confirmado este lunes la flamante número dos del partido, Adriana Lastra, un día después de la celebración del 39 Congreso del PSOE.

“Margarita será la voz de Pedro Sánchez en el Congreso y contará con el apoyo de todo el Grupo Parlamentario”, ha declarado la vicesecretaria general del PSOE, al programa Más de Uno, de Onda Cero, confirmando así las informaciones publicadas por varios medios.

Lastra ha dejado claro también que el hecho de que Robles, ex secretaria de Estado de Interior con Felipe González, no sea miembro del PSOE, no supone ningún problema. “No milita porque es jueza, como tampoco militaron José Antonio Alonso – ex ministro y ex portavoz del Grupo Socialista con los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero – o María Teresa Fernández de la Vega – vicepresidenta del Gobierno también con Zapatero – que tuvieron importantes responsabilidades en el gobierno y en el Congreso”. “Margarita va a ser una extraordinaria portavoz”, ha subrayado Lastra.

Margarita Robles, antes de entrar en política, protagonizó una fulgurante carrera judicial convirtiéndose en la primera mujer presidenta de una sala de lo Contencioso-Administrativo. Fue también la primera presidenta de la Audiencia de Barcelona, ciudad donde estudió Derecho. Entre 2004 y 2016 fue magistrada de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, y entre 2008 y 2013 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PSOE.

De la mano de este partido entró por primer vez en política en 1993, cuando fue nombrada subsecretaria de Justicia; en 1994 pasó a ser secretaria de Estado de Interior, puesto en el que estuvo dos años. Su regreso a la política se produjo en mayo de 2016, después de que Pedro Sánchez le ofreciera ir de número de dos por Madrid en las listas del PSOE en las elecciones generales de junio, en las que obtuvo su actual acta de diputada.

Robles rompió la disciplina de voto, junto a otros 14 diputados socialistas, en la investidura de Rajoy del pasado octubre, posicionándose así junto a Pedro Sánchez, que renunció a su escaño para no tener que votar en contra de las directrices fijadas por la gestora del PSOE tras haber dimitido como secretario general, presionado por los barones liderados por la presidenta andaluza, Susana Díaz. Robles recibió, desde entonces, duras críticas de socialistas que consideraban que su no militancia en el partido la invalidaban para dar su opinión sobre la grave crisis del PSOE.

De la mano de la jueza en excedencia como portavoz del Grupo Socialista, el objetivo del PSOE ahora es “poner rumbo a La Moncloa”, como indicó este domingo Pedro Sánchez durante su intervención en el Congreso Federal del PSOE, tras ser ratificado secretario general con el 70% de los votos.

Para lograr ese objetivo de convertirse en alternativa de gobierno al PP, los socialistas van a ponerse a trabajar para buscar acuerdos con Podemos, Ciudadanos y otras fuerzas parlamentarias en torno a temas de Estado, una vez que el PSOE ha descartado, por el momento, presentar una moción de censura contra el presidente del Gobierno del PP, Mariano Rajoy, tras la iniciativa fallida del líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, la semana pasada. En este sentido, Adriana Lastra ha expresado su convencimiento de que “Ciudadanos, Podemos y el PSOE seremos capaces de ponernos de acuerdo en temas fundamentales como una agenda de regeneración política y otros temas de Estado con los que empezar a tejer una alianza para el cambio”.

La dirigente socialista ha recordado que “en este momento no se dan las circunstancias para una moción de censura” ya que “el PP acaba de aprobar los Presupuestos Generales del Estado con mayoría y esa es la realidad”, por lo que la intención del PSOE es “hacer oposición de Estado”.