Más de 900.000 recién nacidos mueren cada año por la suciedad de los hospitales

Mundo ethos

Más de 900.000 recién nacidos mueren cada año por la suciedad de los hospitales
Foto: Felipe Dana

Las malas condiciones higiénicas de los hospitales y centros médicos causan la muerte de más de 900.000 recién nacidos cada año, según los informes publicados este miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Uno de estos documentos señala que cerca de un millón de recién nacidos o sus madres mueren en el parto. Más del 90% de estas muertes son de neonatos, según ha explicado en una rueda de prensa el coordinador de la OMS, Bruce Gordon.

Cada día mueren unos 7.000 recién nacidos en el mundo y el 26% de estas muertes son causadas por infecciones, así como el 11% de fallecimientos de madres en el parto.

El informe determina que una de cada cuatro instalaciones médicas analizadas no tiene agua corriente o tiene un acceso limitado a ella, lo que afecta a la atención de 2.000 millones de personas, según los informes. Además, uno de cada cinco centros estudiados no tiene baños adecuados, lo que afecta a 1.500 millones de personas, un 16% no tiene servicios básicos para que los médicos y pacientes puedan lavarse las manos.

“Imagina dar a luz en un hospital sin agua adecuada, jabón o aseos. Esa es la desgarradora realidad para 17 millones de mujeres”, denuncia Unicef.

“Cada nacimiento debería estar en unas manos seguras, lavadas con agua y jabón, usando equipamiento esterilizado y en un entorno limpio”, ha dicho en un comunicado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

“El saneamiento es un derecho humano. Los servicios de saneamiento en los centros médicos son esenciales para ofrecer cuidados de alta calidad que mejoren la salud, el bienestar y la dignidad de los pacientes y personal”, recuerda Unicef.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha afirmado que “garantizar que todos los centros sanitarios tienen servicios básicos de agua, baño e higiene es esencial para lograr un mundo más sano, seguro y justo”.