Miles de personas participan en las manifestaciones del 1 de mayo contra la desigualdad y precariedad

Mundo ethos

Miles de personas participan en las manifestaciones del 1 de mayo contra la desigualdad y precariedad
Foto: Joaquín Sánchez

Miles de personas han participado este miércoles en las manifestaciones convocadas con motivo del Día Internacional de los Trabajadores en diferentes puntos de España. Bajo el lema “Primero las personas”, la manifestación central ha arrancado en Madrid a mediodía, con un llamamiento tras las elecciones generales del 28 de abril para que el nuevo Parlamento dé un giro político que permita el reparto de la riqueza.

Con un ambiente festivo y reivindicativo, la marcha de Madrid, menos multitudinaria que en años anteriores, ha estado encabezada, entre otros, por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo.

Álvarez ha querido mostrar su solidaridad y apoyo a los trabajadores venezolanos y a todo el pueblo de Venezuela, “que necesita libertad” y donde “la asignatura del reparto de la riqueza es cuestión de muchas décadas atrás”. “Nadie puede meter la mano ni el pie en Venezuela”, ha dicho.

Por su parte, Sordo ha centrado sus palabras en un mensaje al PSOE, a quien pide que trabaje en la línea de “una mayoría progresista” para hacer frente a la desigualdad y la precariedad mediante un Gobierno estable, lo que “pasa por una mayoría parlamentaria estable que alcance acuerdos que se cumplan”.

El secretario general de CCOO considera que las prioridades del nuevo Gobierno han de ser la corrección de “las reformas laborales más agresivas de la democracia”, que han generado “una caída de los salarios y una precarización del empleo”.

Además, cree necesario que se garantice el futuro de las pensiones públicas y se derogue la reforma de 2013 para no tener que alcanzar “acuerditos puntuales” para revalorizarlas año a año.

Por su parte, Álvarez ha afirmado que este 1 de mayo tiene que servir para que haya un “grito unánime” que pida al nuevo Parlamento “un giro de la política hacia las personas”, que promueva un sistema fiscal justo, que recupere recursos para los servicios públicos y que derogue las reformas laborales como paso previo a la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, informa Efe.