Moscú y Damasco instan a levantar las sanciones sobre Siria por la pandemia

Sociedad

Moscú y Damasco instan a levantar las sanciones sobre Siria por la pandemia
Foto: Hassan Ammar

Rusia y el Gobierno sirio han instado a la comunidad internacional a presionar a Occidente para que levante las sanciones que pesan sobre el país árabe, a fin de que pueda recibir ayuda para luchar contra la COVID-19 y atender a los refugiados.

El jefe de la Sede de Coordinación Interdepartamental de Rusia para el Regreso de los Refugiados en Siria, Mijaíl Mizintsev, y su homólogo en la parte siria, Hussein Makhlouf, calificaron en un comunicado conjunto las sanciones de «ilegales e inhumanas», y recordaron el llamamiento de la ONU para un alto el fuego mundial y la suavización de sanciones en el contexto de la pandemia.

«El sistema de salud del país se ha visto muy afectado durante la guerra. Restaurar la capacidad del Estado para combatir completamente la infección por el coronavirus solo es posible a través del apoyo externo», recalcaron Rusia y Siria.

Sin embargo, agregaron, las sanciones de Estados Unidos y los países europeos a Siria «impiden el suministro de medicamentos esenciales y equipos médicos».

Indicaron que «la capacidad de las autoridades para diagnosticar y brindar asistencia por el coronavirus es muy limitada: se realizan alrededor de 100 pruebas diarias en el país, solo hay 25.000 camas en instalaciones médicas sirias y éstas carecen de respiradores».

De acuerdo con la agencia Interfax, en Siria habría a día de hoy 29 contagios por coronavirus y dos fallecidos.

Moscú y Damasco también expresaron su preocupación por la «situación sanitaria y epidemiológica en el campamento de refugiados de Rukban, situado en una zona desértica de la frontera entre Siria y Jordania, y que está controlado por EEUU.

«Según el testimonio de los antiguos residentes del campamento, las instalaciones médicas están cerradas, no hay medicamentos ni médicos cualificados«, afirman Rusia y Siria, que quisieran evacuar con ayuda de la ONU.

También indicaron que, debido a las restricciones de la cuarentena, el número de sirios que regresan a sus hogares «ha disminuido drásticamente y hoy no supera las 2 personas por día».