Muere el escenógrafo y director de teatro y cine Gerardo Vera

Cultura

Muere el escenógrafo y director de teatro y cine Gerardo Vera
Foto: JJ Guillén| EFE

El escenógrafo y director de teatro y cine Gerardo Vera, que fue responsable del Centro Dramático Nacional entre 2004 y 2011 (CDN), ha muerto a los 73 años, según ha informado el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem).

Por qué te lo contamos: a lo largo de su carrera, Gerardo Vera recibió importantes galardones, como el Premio Nacional de Teatro en 1988 y el premio Max a la mejor Escenografía en 2007, así como dos premios Goya. 

«Desolados por la pérdida de nuestro admirado Gerardo Vera, un artista completo y un hombre del teatro que destacó en múltiples facetas: director, escenógrafo y estuvo siete años al frente del @centrodramatico. El mundo de la cultura y las artes escénicas pierden a un referente», ha dicho el Inaem en su cuenta de Twitter. 

«Nos ha dejado uno de los nombres que conforman la historia del CDN y de los que más han aportado a la escena contemporánea. Estamos consternados por la pérdida del maestro Vera», ha dicho, por su parte, el CDN.

Vera dirigió para el cine películas como La Celestina (1996) y Deseo (2003), aunque destacó por su carrera teatral con producciones como Divinas palabras, que inauguró el Teatro Valle-Inclán de Madrid en 2006, La loba, Maribel y la extraña familia, Los hermanos Karamázov y El Idiota, e incluso realizó para televisión Viaje con nosotros.

Uno de los hitos de su prolífica carrera fue el espectáculo Azabache, un homenaje a la copla creado para la Exposición Universal de Sevilla de 1992 en el que participaron figuras de la talla de Juanita Reina, Imperio Argentina o Rocío Jurado.

Nacido en el madrileño Miraflores de la Sierra, Vera fue a lo largo de su carrera escenógrafo, diseñador de vestuario, actor y director y su labor le hizo merecer dos premios Goya, al mejor Vestuario en 1986 por el Amor brujo, y a la mejor Dirección artística por La niña de tus ojos en 1998. Además, en 2007 recibió el premio Max a la mejor Escenografía por Divinas Palabras, junto con Ricardo Sánchez Cuerda.

Vera tenía «cuatro bypass en el corazón», según reconoció en una entrevista con AISGE (Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión).