Al menos 23 muertos y 70 heridos al desplomarse un puente del metro en Ciudad de México

Sociedad

Al menos 23 muertos y 70 heridos al desplomarse un puente del metro en Ciudad de México
Foto: Luis Cortes| Reuters

Al menos 23 personas han muerto y otras 70 han resultado heridas al desplomarse un puente de la vía elevada de la línea 12 del Metro de Ciudad de México entre la estación Olivos y Tezonco sobre el que circulaba un tren con varios vagones, según han informado las autoridades.

Lo más importante: el siniestro ha ocurrido al vencerse una viga del puente a la altura de la estación Olivos, ha dicho la alcaldesa de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum.  Los heridos han sido trasladados a distintos hospitales de la ciudad y decenas de rescatistas y bomberos tratan de sacar a los pasajeros del interior de los vagones. 

Al menos 65 personas personas han sido atendidas en hospitales, de las cuales al menos una ha fallecido posteriormente, y algunos de los 70 heridos han podido salir por su propio pie. Sheinbaum ha informado de que entre las víctimas hay menores, pero no ha precisado si son heridos o fallecidos.

Las primeras imágenes de vídeo muestran cómo dos vagones del metro han caído sobre la carretera en la que en esos momentos circulaban decenas de vehículos. Al lugar han llegado de inmediato decenas de vehículos de emergencia con mas de un centenar de rescatistas para auxiliar a las víctimas y remover el tren desplomado.

La instalación forma parte del puente del metro construido durante la administración de Marcelo Ebrard (2006-2012), ahora canciller del país. La línea 12 se inauguró el 30 de octubre de 2012, pero se clausuró en marzo de 2014 por fallos y se reabrió de octubre a noviembre (en varios tramos) en 2015. El tramo se rehabilitó bajo el Gobierno del alcalde Miguel Ángel Mancera (2012-2012) posteriormente y, según los vecinos de la zona, la estructura quedó resentida por los sismos de septiembre de 2017.

Diversas organizaciones de ciudadanos han criticado la precariedad de las instalaciones y la falta de mantenimiento que causa frecuentes interrupciones en el servicio del Metro.

El Metro de la capital mexicana transporta a cerca de seis millones de personas todos los días laborables, lo que lo hace uno de los más transitados del mundo, aunque su demanda baja durante el fin de semana.