The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Venezuela

Omar Barboza sucede a Julio Borges en la presidencia de la Asamblea venezolana

The Objective
Última actualización: 22 Feb 2019, 8:51 pm CEST
Foto: Carlos Garcia Rawlins | Reuters

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, el opositor Julio Borges, deja este viernes la jefatura de esta institución acosada por el chavismo, tras un año de mandato en la Cámara.

El diputado que milita en el partido Primero Justicia, cederá el puesto al diputado de la formación Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza, la siguiente organización opositora en la línea según el acuerdo rotatorio con el que se reparte los cargos la mayoría opositora.

Nada más hacerse cargo de una Cámara reducida por el Supremo a un foro simbólico -que anuló sus competencias justo después de tomar posesión la mayoría absoluta opositora surgida de las elecciones de diciembre de 2015-, Borges se lanzó a una campaña internacional en la que denunció los atropellos a la Constitución por parte del Gobierno chavista.

Se espera que Barborza asuma las riendas de un Parlamento que se resiste a morir a pesar de verse aplastado por las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -acusado de ser un brazo ejecutor del chavismo- y por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impuesta por Nicolás Maduro en unas elecciones fraudulentas que además utiliza el mismo espacio que la AN: El Palacio Federal Legislativo.

La designación de Barboza se ha dado a conocer pocas horas antes de que asuma la presidencia en una sesión con la que arranca el período legislativo 2018-2019. Tiene 74 años de edad y es el nombre de confianza del exgobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, un hombre muy cuestionado en la oposición radical por presuntos vínculos con el chavismo que no han sido probados de manera pública.

Rosales estuvo un año y dos meses en prisión (hasta el 31 de diciembre de 2016) y otros seis en el exilio. Fue el principal contrincante del presidente fallecido Hugo Chávez cuando el teniente coronel estaba en el apogeo de su popularidad.

En los pasados comicios regionales Rosales, un acomodaticio político capaz de bailar el son que le toque el chavismo, fue barrido por el oficialismo en Zulia, su bastión electoral.