Paleontólogos descubren en Bolivia la huella de un gran depredador del Jurásico

General

Paleontólogos descubren en Bolivia la huella de un gran depredador del Jurásico
Foto: David Mercado| Reuters

Un grupo de paleontólogos ha hallado una huella de 1,2 metros de diámetro en Bolivia que, según los expertos, pertenece a uno de los mayores depredadores que pobló Sudamérica en el período Jurásico con un tamaño de unos 12 metros de longitud. «Se trata de la huella de un dinosaurio carnívoro más grande de todas las huellas que encontramos hasta ahora en la zona, probablemente de un Terópodo Abelisaurio, un dinosaurio bípedo y carnívoro que vivió en el hemisferio sur alrededor de 80 millones de años», dijo el investigador argentino Sebastián Apesteguía.

La huella fue encontrada a mediados de julio en el sector de Kinsa Saruska, a 64 kilómetros al noreste de la ciudad de Sucre, pero se ha tenido noticia del importante hallazgo esta semana. Para Apesteguía «es un récord, no solamente en cuanto al tamaño de la huella para dinosaurios carnívoros, sino también un récord ese tamaño para dinosaurios carnívoros de finales del cretácico en Sudamérica».
La huella se encuentra en dirección norte-sur, desde el centro de Bolivia en ruta al norte argentino, donde se han descubierto diversos esqueletos de ese dinosaurio. En la zona de Cal Orck’o, en el sureste de Bolivia, se ha descubierto un grupo de huellas de desplazamientos colectivos de dinosaurios de las especies de titanosaurios, hadrosaurios o pico de pato, megaraptorios y anquilosaurios.