Un estudio revela que existen 11 especies de peces que pueden caminar

Energía y medioambiente

Un estudio revela que existen 11 especies de peces que pueden caminar
Foto: Zachary Randall| FLORIDA MUSEUM PHOTO

Un equipo internacional de científicos ha identificado al menos 11 especies de peces que se sospecha tienen capacidad para caminar por la tierra. En el nuevo estudio, investigadores del Museo de Historia Natural de Florida, el Instituto de Tecnología de Nueva Jersey, la Universidad Estatal de Luisiana y la Universidad Maejo en Tailandia han analizado la estructura ósea de casi 30 especies de lochas de torrente, describiendo por primera vez tres categorías de formas pélvicas.

Lo más importante: los hallazgos se basan en tomografías computarizadas y un nuevo mapa evolutivo de la familia de los balitóridos o lochas de torrente, que incluye las únicas especies de peces vivos capturados en el acto de caminar: un pez de las cavernas ciego y raro conocido como Cryptotora thamicola, o el pez ángel de las cavernas. Identificar qué especies de lochas de río tienen capacidad para caminar puede ayudar a los científicos a reconstruir cómo pudieron haber llegado a ser los primeros vertebrados que caminaron por la tierra.

Basándose en la forma del hueso que conecta las espinas de algunas lochas con sus aletas pélvicas, el equipo ha descubierto que otras 10 especies de lochas compartían la cintura pélvica inusualmente robusta del pez ángel de las cavernas.

«Los peces no suelen tener ninguna conexión entre la columna y la aleta pélvica», ha afirmado el biólogo Zachary Randall, gerente del laboratorio de imágenes del Museo de Florida y uno de los coautores del estudio. «Pero antes, la idea era que el pez ángel de las cavernas era totalmente único. Lo realmente interesante de este artículo es que muestra con gran detalle que las cinturas pélvicas robustas son más comunes de lo que pensábamos en la familia de las lochas de torrente».

Pero no todas las lochas son tan talentosas: aunque hay más de 100 especies de lochas de las colinas, el pez ángel de las cavernas es el único cuyas capacidades para caminar se han observado y estudiado. Su movimiento similar a una salamandra, impulsado por las costillas, fue descrita por primera vez en la revista Scientific Reports en 2016.

Randall ha indicado en el estudio que la capacidad de caminar del pez ángel de las cavernas es una adaptación para sobrevivir a las corrientes de las cuevas donde habita y le permite desplazarse entre hábitats cuando los niveles hídricos son bajos en la época seca.

El equipo utilizó una tomografía computarizada y un análisis de ADN para rastrear la historia evolutiva de la familia de las lochas de torrente y descubrió que, en lugar de evolucionar desde un solo origen, una región pélvica robusta apareció varias veces en la familia de las lochas de torrente.