Pere Aragonès, investido como presidente de la Generalitat con el apoyo independentista

Política y conflictos

Pere Aragonès, investido como presidente de la Generalitat con el apoyo independentista
Foto: Alberto Estevez| EFE

Pere Aragonès ha sido investido este viernes como presidente de la Generalitat por mayoría absoluta del Parlament, con los 74 votos de ERC, JxCat y la CUP. Su nombramiento pone fin a ocho meses de interinidad desde la inhabilitación de Quim Torra.

En contexto: Aragonès ha conseguido ser investido tras dos votaciones fallidas a finales de marzo, cuando los 32 diputados de JxCat se abstuvieron. El acuerdo anunciado por ERC y JxCat el pasado lunes le ha permitido finalmente convertirse en el primer presidente de la Generalitat con carné de ERC desde los tiempos de la Segunda República.

Los partidos independentistas –ERC, JxCat y la CUP– le han otorgado sus 74 votos a favor. PSC, Vox, En Comú Podem, Ciudadanos y PPC (que sumaban 61 papeletas) han votado en contra de su investidura.

En los próximos días –previsibilemente el lunes– Aragonès tomará posesión de su cargo y nombrará su Govern, que ERC y JxCat compartirán al 50% (siete departamentos para cada uno).

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha oficializado la investidura y, acto seguido, Aragonès ha dado su primer discurso como president. Los 11 diputados de Vox no se han quedado a escucharlo, han abandonado el hemiciclo. 

Al término de la sesión, Borràs ha anunciado que comunicará la investidura «a las autoridades competentes», en referencia al rey, a quien no tiene intención de pedir audiencia sino que le remitirá el anuncio del nombramiento por correo.

Desde su escaño, el nuevo presidente de la Generalitat ha ido recibiendo las felicitaciones de diputados de todos los grupos parlamentarios –salvo Vox– a medida que abandonaban el hemiciclo.

Al salir del salón de plenos, Aragonès se ha fundido en un abrazo con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que esta mañana ha salido de la cárcel de Lledoners (Barcelona) para acudir a la investidura, aprovechando un permiso penitenciario.

Borràs ha acompañado a Aragonès hasta la sala donde han seguido la sesión los expresidentes de la Generalitat José Montilla, Artur Mas y Quim Torra, que han saludado al recién investido president, que posteriormente ha posado junto a Junqueras para la foto de familia con los diputados de ERC.