Pompeo asegura que hay pruebas de que el coronavirus salió de un laboratorio chino

Sociedad

Pompeo asegura que hay pruebas de que el coronavirus salió de un laboratorio chino
Foto: Pool| Reuters

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha dicho este domingo que hay una «enorme» cantidad de pruebas de que la pandemia del nuevo coronavirus se originó en un laboratorio de Wuhan, donde comenzó el brote en China, aunque no ha querido decir si cree que el virus fue liberado de manera intencional.

El origen del coronavirus, aunque muchos científicos aseguran que procede de un animal que lo contagió a los humanos, todavía no está claro, y las especulaciones sobre si pudo salir de un laboratorio de China no han cesado desde el inicio de la pandemia.

«Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó», ha asegurado el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a la cadena ABC, en referencia a un laboratorio de Wuhan. Pompeo dice estar de acuerdo con una declaración que hizo la inteligencia de Estados Unidos el jueves, en la que afirma que coincide «con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente«. Sin embargo, afirma que hay evidencias de que el virus salió de un laboratorio de Wuhan.

«Creo que todo el mundo puede verlo ahora. Recuerden, China tiene un historial de infectar al mundo y administrar laboratorios de baja calidad«, ha dicho Pompeo. Además, ha criticado que al principio China trató de minimizar el coronavirus con «un clásico esfuerzo de desinformación comunista, (y) eso creó un enorme riesgo».

El presidente Donald Trump ha criticado repetidas veces el papel del gigante asiático en la pandemia, que ha infectado a casi 3,5 millones de personas y ha matado a más de 240.000 en todo el mundo. Según Trump, Pekín ocultó información importante sobre el brote, por lo que le exigió que se hiciera «responsable».

«El presidente Trump es muy claro: haremos rendir cuentas a los responsables», ha concluido Pompeo.