Pornhub lanza "el porno más sucio" para ayudar a limpiar las playas contaminadas

La película muestra a la pareja Leolulu teniendo sexo en la playa entre montañas de basura que obstruyen la vista de las escenas al principio

Por: The Objective

Energía y medioambiente
Pornhub lanza "el porno más sucio" para ayudar a limpiar las playas contaminadas

La web de porno Pornhub ha lanzado “el porno más sucio” para ayudar a limpiar las playas contaminadas y concienciar sobre el creciente problema de la polución. Como parte de esta campaña, la plataforma ha lanzado un vídeo con la pareja Leolulu grabado en “una de las playas más sucias del mundo”.

El objetivo de este vídeo, con una de las parejas amateur más populares en internet en el mundo del porno, es “mostrar cómo el plástico y la basura pueden arruinar una escena que sería bonita”.

La película muestra a la pareja Leolulu teniendo sexo en la playa entre montañas de basura que obstruyen la vista de las escenas. Tras unos minutos, un equipo de limpieza comienza a limpiar la playa y poco a poco los actores se dejan ver.

“En la actualidad, 12.7 millones de toneladas de plástico se encuentran en las profundidades de nuestros océanos. Lo que quizás es más sorprendente es que los científicos prevén que que haya más plástico que peces en los océanos en solo 30 años”, señala el vicepresidente de Pornhub, Corey Price, en un comunicado. “Por eso es obligatorio que usemos nuestra plataforma para inspirar el cambio”, considera Price. “Somos sucios aquí en Pornhub, pero eso no significa que nuestras playas tengan que serlo”.

“Esta es una marca con un alcance significativo a nivel global, por lo que es una plataforma muy efectiva para crear conciencia y apoyo contra la crisis a la que se enfrentan nuestros océanos, ha dicho, por su parte, la directora ejecutiva y manager del proyecto Ocean Polymers, Heather Wigglesworth.

Además de la película, para esta campaña Pornhub ha creado una página web en la que da a los usuarios consejos sobre lo que pueden hacer para ayudar a limpiar las playas contaminadas. La campaña también anima a los actores porno de todo el mundo a grabar escenas similares.