El PP de Madrid camufló con facturas falsas al menos 1,7 millones de euros en la campaña de 2011

Por: The Objective

Mundo ethos
El PP de Madrid camufló con facturas falsas al menos 1,7 millones de euros en la campaña de 2011
Foto: Paul White

Según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil remitido a la Audiencia Nacional, el Partido Popular que dirigía Esperanza Aguirre camufló con facturas falsas al menos 1,7 millones de euros que se presentaron como gastos de funcionamiento de la formación cuando, en realidad, se emplearon en costear la campaña electoral de 2011, superando así el límite previsto por la legislación.

El PP camufló con facturas falsas gastos del partido, sobre todo relativos a encuestas e intención de voto, pero también «cenas de Navidad» o «actos de Nuevas Generaciones». Entre estos últimos se encuentra un acto de las juventudes que presidía en 2012 Pablo Casado en el que el actual presidente del PP participó y ofreció un discurso, según el informe al que ha tenido acceso el diario El Confidencial

Según expone el texto de 128 páginas, en las elecciones autonómicas de 2011, Beltrán Gutiérrez Moliner, por aquel entonces entonces gerente y Administrador electoral del PP madrileño,»habría ocultado gastos electorales por importes muy notorios utilizando para ello empresas afines y conniventes, las cuales habrían enmascarado esos gastos a través de diversos procedimientos».

Entre ellos, destaca «por lo recurrente en su utilización, la emisión de facturas falsas y el abono de las mismas a través de la cuenta corriente de funcionamiento del PP de Madrid»: Un total de 334.281,27 euros que habrían sido «enmascarados» y a los que «hay que sumar», de acuerdo a la UCO, «la cifra de 1.250.000 euros que fueron contabilizados por Beltrán Gutiérrez en una partida específica de empleo de gastos para la campaña electoral» y que la Guardia Civil asociada a «fondos provenientes de la caja B» bajo su control.

El mismo informe, entregado al juez instructor del caso Púnica, Manuel García-Castellón, señala que en las facturas falseadas se alteraba la fecha de realización de los trabajos, de modo que se asignaban a otros periodos ordinarios gastos que correspondían realmente a la campaña electoral.

La regulación prohíbe abonar costes de campaña con cuentas bancarias distintas a las habilitadas específicamente para ese fin, pero el PP usó varias compañías para sortear esa restricción.

Empresas intermediarias

La UCO señala varias empresas, especialmente de imagen y publicidad, como Back RVS Producciones Culturales Comunicación y Servicios SL, pero llama la atención sobre El Laboratorio de Almagro 36 S.L, la mercantil que habría hecho de intermediaria con los proveedores del PP de Madrid ocultando «la verdadera naturaleza electoral de los trabajos encargados y facturados sirviéndose para ello de una facturación anticipada y abonada meses antes de los comicios» en la que además, «se falsearon los conceptos consignados».

El informe apunta también a Fundescam, fundación vinculada al PP de Madrid, y dice que «vuelve a ser utilizada en el año 2011 para desviar fondos públicos otorgados a través de subvenciones de la Comunidad de Madrid» que se usaban «para sufragar gastos de funcionamiento del partido».

Otra empresa tapadera utilizada por el PP de Aguirre para falsificar facturas era Paquí Pallá SL.

El nuevo documento de la UCO completa otro entregado al magistrado en febrero de 2017 sobre los gastos electorales del PP madrileño en los comicios autonómicos de 2007 y 2011 y en las generales de 2008.

La UCO concluye en su informe que todas estas presuntas prácticas permitieron al PP de Madrid «superar el límite de gasto legalmente establecido», y concurrir a los referidos comicios electorales en «unas condiciones de superioridad de gasto», además de «eludir los controles y fiscalización ejercidos por los organismos encargados de la misma».

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya se ha pronunciado al respecto: «Si al final, queda esclarecido que un partido político ganó las elecciones porque concurre de una forma desigual, concurre con todo un proceso de corrupción, hay que entender que esto no pudo ser admisible. Ese partido no pudo haber estado en el Gobierno. Es muy, muy grave«, ha dicho Carmena en una entrevista con la agencia Efe.