Prisión provisional para el acusado de matar a su mujer y a su hijo en una cueva en Tenerife

Política y conflictos

Prisión provisional para el acusado de matar a su mujer y a su hijo en una cueva en Tenerife
Foto: Cristóbal García

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arona (Tenerife) ha decretado este viernes prisión provisional, comunicada y sin fianza para el presunto autor de la muerte de su mujer y su hijo el pasado martes, cuyos cadáveres se encontraron en una cueva del municipio de Adeje. La jueza ha imputado al detenido dos delitos de homicidio consumado y un delito de tentativa de homicidio sobre el niño de seis años que consiguió huir y salvarse.

El detenido, un alemán de 43 años, se ha negado a colaborar con la justicia y solo ha hablado durante la comparecencia para insistir en que tenía que tomar la medicación que guardaba en casa, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. A continuación, la autoridad judicial ha acordado un registro inmediato de la vivienda para determinar el tipo de medicación y si cuenta con prescripción médica.

Además, la instructora ha ratificado la orden que concede la tutela provisional del otro hijo, que consiguió salvarse, al Gobierno de Canarias. También permitirá la visita de un sacerdote alemán, autorizado por la familia, y si en los próximas días verifica su habilitación como tutor, el niño quedará a su cargo.

El menor consiguió escapar cuando presuntamente su padre asesinó a su hermano de 10 años y a su madre en una cueva a la que los había llevado durante una excursión. El niño contó, según ha declarado una vecina que ha actuado como traductora, que su padre había preparado un picnic y les dijo que tenía escondidos regalos de Pascua. Después comenzó a agredir a su madre, y cuando ella cayó al suelo «muy malherida» empezó a golpear a su hermano mayor.

La mujer de 39 años y su hijo de 10 murieron tras ser golpeados con piedras en el interior de la cueva, según ha manifestado el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador Léon. «Estoy seguro que fue premeditado, lo tenía más que estudiado, engañar a sus hijos y a su mujer, seguramente por la confianza que ellos tenían en él», ha dicho León este viernes después de guardar un minuto de silencio por las víctimas, informa Efe.