La reforma de la plaza de España en Madrid comenzará en febrero y costará 62 millones de euros

Por: The Objective

Mundo ethos
La reforma de la plaza de España en Madrid comenzará en febrero y costará 62 millones de euros
Foto: Carlos Delgado

El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado por 62 millones de euros las obras de remodelación de la plaza de España, que comenzarán a partir de febrero y durarán alrededor de 21 meses. El contrato se ha concedido a las firmas PACSA y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

En el plan está previsto aumentar los espacios peatonales y dar más continuidad espacial entre la plaza y su entorno. Así, la idea es conectar la plaza de España por áreas verdes con la Plaza de Oriente, los Jardines de Sabatini, el Parque del Oeste, el templo de Debod y Madrid Río. Se suprimirán carriles de tránsito rodado en algunas áreas y en otra habrá un subterráneo.

En una primera etapa de las obras, se trabajará en el cruce entre las calles Gran Vía, De los Reyes y Princesa, un gran paso cebra pionero en España que permitirá a los peatones transitar de forma simultánea en todas las direcciones e incluso en diagonal. El final de las obras está previsto para finales de 2020.

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento, que dirige José Manuel Calvo, ha informado este viernes de que el presupuesto final de las obras de la plaza y de su entorno asciende a 61.999.546 millones de euros, que incluye el IVA de 10 millones de euros.

Concretamente, el presupuesto de la obra es de 51.239.295 millones de euros, un 37% inferior al presupuesto del proyecto de ejecución, que superaba los 80 millones de euros, una cifra «muy próxima a la establecida en el presupuesto del concurso votado por los ciudadanos» madrileños, destaca el Ayuntamiento.

El proyecto es obra de los arquitectos Fernando Porras Isla-Fernández, Aranzazu La Casta Muñoa y Lorenzo Fernández-Ordóñez Hernández, y resultó ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento.

Fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible han hecho hincapié en el impacto positivo «muy importante» que este proyecto tiene en la mejora de la movilidad, en la disminución de la contaminación y en la sostenibilidad de Madrid capital, sin olvidar los miles de puestos de trabajo que generarán las obras y la revitalización del comercio y la hostelería.