El Reina Sofía recuerda el Berlín de la posguerra a través de la fotografía de Michael Schmidt

Por: Lucas Méndez Chico-Álvarez

Cultura
El Reina Sofía recuerda el Berlín de la posguerra a través de la fotografía de Michael Schmidt
Foto: 'Berlin-Wedding' Michael Schmidt| Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Este miércoles 22 de septiembre se inaugura en el Museo Reina Sofía de Madrid la primera gran retrospectiva sobre Michael Schmidt (Berlín 1945-2014) tras su muerte. Bautizada como Fotografías 1965-2014, la exhibición refleja, a través de la mirada del artista alemán, un momento muy importante de la historia reciente de Europa.

¿Por qué te lo contamos?: con más de 300 fotografías, esta exposición representa una de las muestras más completas dedicadas al fotógrafo alemán. El valor de la obra de Schmidt reside en la visión artística e histórica con la que documentó la crudeza del Berlín de la posguerra.

Schmidt nació en el Berlín deprimido por la posguerra al que la división entre el bloque comunista y el occidental generó aún más miseria y aislamiento. Experimentó la pobreza desde pequeño cuando sus padres perdieron el negocio familiar por quedarse al otro lado del muro y recibió la educación más básica que había en la Alemania de entonces, adquiriendo una formación autodidacta.

Comenzó ofreciendo sus trabajos como fotoperiodista para realizar reportajes sobre el cambio que comenzaron a experimentar los barrios berlineses en los años 60. En concreto, una de sus series más conocidas refleja el aumento de la inmigración y las nuevas formas de vida en Kreuzberg, donde él mismo residía.

El Reina Sofía recuerda el Berlín de la posguerra a través de la fotografía de Michael Schmidt 1

Foto cedida por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

La trayectoria de Michael Schmidt avanza desde el fotoperiodismo hasta la topografía documental, pasando por el retrato individual y social, evolucionando hacia una subjetividad más crítica con la que analiza el sistema de producción alimentaria actual. Su obra subraya la importancia del espacio urbano, la vigencia de la historia, la identidad femenina, el papel de lo regional y el peso de la naturaleza.

En los 90, con la unificación de Alemania, Schmidt comienza a viajar y amplia el horizonte de sus inquietudes artísticas que hasta el momento había estado centrado en su Berlín natal. En 1996 inaugura Ein-heit en el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, que fue la primera exposición individual que el museo dedicaba a un fotógrafo alemán en varias décadas.

Más allá del blanco y negro, la obra del alemán oscila hacia los grises, alejándose de los extremos para abarcar con mayor amplitud la realidad que pretende mostrar. A pesar de que su obra no es muy conocida en España, Schmidt ejerció una gran influencia en su país, inspirando corrientes como la Escuela de Düsseldorf o la Fotografía subjetiva.

La exposición se podrá visitar hasta el 28 de febrero de 2022 en la 3ª planta del Edificio Sabatini. La organizan el Museo Reina Sofía en colaboración con la Foundation for Photography and Media Art with Archive Michael Schmidt y está comisariada por Thomas Weski.