Rescatada una mujer tras sobrevivir 10 horas en el mar Adriático

Mundo ethos

Rescatada una mujer tras sobrevivir 10 horas en el mar Adriático
Foto: STR/AFP

La guardia costera de Croacia ha rescatado a Kay Longstaff, una mujer británica de 46 años que se cayó del crucero Norwegian Star poco antes de la medianoche del pasado sábado, tras pasar unas 10 horas en el mar Adriático por la noche, según informa el diario The Guardian. Se desconoce cómo ha logrado sobrevivir Longstaff, ya que las autoridades continúan investigando las circunstancias del incidente.

La británica se aprovechó de su buena forma física gracias al yoga y cantó para no sentir la fría temperatura del mar, de acuerdo con las declaraciones de un socorrista al diario The Sun. La mujer, que fue llevada al hospital de Pula, Croacia, para recibir tratamiento adicional, estaba «agotada», tal como ha apuntado el capitán de uno de los barcos de rescate, Lovro Orešković.

Longstaff se cayó del crucero a unos 100 kilómetros de la costa de Croacia cuando el barco se dirigía desde el puerto de Vergarola a Venecia, tal como ha recogido el medio británico. El crucero hizo sonar la alarma y se unió a las tareas de salvamento de los guardacostas, barcos civiles y un avión PC-9 sobre las 6:30 de la mañana del domingo. El operativo de rescate localizó a la mujer, que se encuentra fuera de peligro, a las 9:40 de la mañana. Un socorrista la condujo a una embarcación de rescate minutos después, según los medios croatas, que han informado que la británica se encontraba a unos 1,3 kilómetros del lugar donde cayó al mar.

«Tengo mucha suerte de estar viva. Me caí de la parte posterior de la cubierta del barco y estuve en el agua durante 10 horas», ha comunicado la rescatada al medio de comunicación croata HRT. Los socorristas sabían exactamente cuándo cayó al agua y la posición exacta del barco, ha informado David Radas, un portavoz del Ministerio de Asuntos Marítimos de Croacia. Un representante del crucero ha manifestado que están «muy contentos de que la persona, residente en el Reino Unido, esté a salvo y pueda reencontrarse pronto con amigos y familiares».

Kay Longstaff pudo haber sobrevivido gracias a diversos factores, tal como ha recogido el medio británico BBC: una temperatura del agua entre 28 y 29 grados, que permite a un ser humano sobrevivir durante unas 25 horas en el agua; la inexistencia de olas; su capacidad de mantenerse a flote y conservar la calma; la mayor cantidad de grasa corporal en el cuerpo de la mujer que hace que pueda flotar más y que conserve mejor la temperatura corporal y su fortaleza mental.