El traspié del rey, inmortalizado en un graffiti en el centro de Valencia

Sociedad

El traspié del rey, inmortalizado en un graffiti en el centro de Valencia
Foto: Biel Aliño| EFE

Este miércoles ha aparecido un graffiti en una calle céntrica de Valencia que inmortaliza al rey emérito Juan Carlos I. Está firmado por un artista gallego anónimo apodado «el Primo de Bansky».

En contexto: el Palacio de la Zarzuela anunció el pasado lunes que el rey emérito Juan Carlos I abandonaba España debido a la repercusión pública de «ciertos acontecimientos pasados» de su vida privada. La justicia investiga al que fue rey de España durante cuatro décadas por haber cobrado supuestamente comisiones por interceder en el contrato del AVE a La Meca. Asimismo, Juan Carlos ya estaba en el punto de mira desde que se conoció su implicación en fondos en paraísos fiscales y cuentas en Suiza.

La noticia del exilio de rey emérito ha tenido repercusión en todos los ámbitos, incluido el de los artistas callejeros. En esta ocasión, el artista gallego anónimo conocido como «el Primo de Bansky» ha graffiteado en Valencia a Juan Carlos I en el momento de un tropezón con un pequeño escalón en la Zarzuela durante una audiencia al director General de Carabineros de Chile en el año 2010. La imagen que captura el traspié se hizo viral, ya que no era el primero que sufría en público el antiguo monarca.

El graffitero gallego ha destacado en varias ocasiones por sus pinturas en la calle. Entre ellas, la recreación en Lugo de  la pintura A derradeira leición do mestre del dibujante, político y escritor gallego Alfonso Rodríguez Castelao, en la que escenifica el cuerpo sin vida de su íntimo amigo Alexandre Bóveda, uno de los gallegos represaliados durante el franquismo, o el graffiti en homenaje a Federico García Lorca situado en Madrid.

Por otro lado, este miércoles se ha conocido que el Tribunal Supremo ha rechazado la petición de la entidad Òmnium Cultural de adoptar medidas cautelares contra el rey emérito. La razón ha sido que el sistema procesal no permite dar ese tipo de pasos cuando la persona no tiene la condición de investigado (antes denominado imputado), como es el caso del ex monarca. Sin embargo, el Supremo todavía debe decidir si admite a trámite la querella presentada por Òmnium contra el rey emérito el pasado julio por los delitos de corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal.