Robles exhorta a los partidos a seguir el ejemplo de solidaridad de los militares

Política y conflictos

Robles exhorta a los partidos a seguir el ejemplo de solidaridad de los militares
Foto: Ministerio de Defensa

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha exhortado a los partidos a no utilizar la pandemia de coronavirus como arma para la crispación y el ataque político y les ha instado a seguir el ejemplo de solidaridad que cree que han dado las Fuerzas Armadas y toda la sociedad.

En contexto: desde mediados de marzo, más de 177.500 militares han sido desplegados en la Operación Balmis para luchar contra el coronavirus. Estos soldados han realizado cerca de 20.000 intervenciones en residencias de ancianos, hospitales, centros de salud y otras instalaciones. El coste de la operación ronda los 38,5 millones de euros, y en los peores días de la pandemia, hasta 6.000 soldados trabajaron a diario en la lucha contra la COVID-19.

Robles ha lanzado este mensaje durante su visita al acuartelamiento del Regimiento de Guerra Electrónica 31 de El Pardo, en Madrid, y en la que sus mandos le han detallado la participación de sus efectivos en la Operación Balmis de las Fuerzas Armadas para la lucha contra la COVID-19. Los miembros de este regimiento han colaborado durante la pandemia en labores de apoyo tanto en el hospital que se levantó en el recinto ferial de Ifema de Madrid como en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, y en la desinfección de hospitales y centros sanitarios en varios barrios de la capital y en Talavera de la Reina (Toledo).

Margarita Robles ha agradecido esa tarea al igual que la realizada por muchas otras unidades militares dentro de la Operación Balmis, se ha confesado emocionada por ello y ha considerado que esa actuación debería ser un ejemplo para afrontar la reconstrucción de España con consenso y dejando a un lado la crispación.

«Esto es un ejemplo de la España solidaria, de la España que avanza, y creo que la clase política en su conjunto deberíamos aprender de esta generosidad, de este esfuerzo de solidaridad que se ha hecho», ha añadido.

En esa misma línea ha dicho que le resulta difícil entender que en un momento en el que se tendría que poner en valor la generosidad demostrada por la sociedad española, se fomente la crispación y se use el coronavirus como instrumento de ataque político. «Este es el momento de estar todos juntos, de trabajar todos unidos y, en mi caso, de agradecer el papel de las Fuerzas Armadas».

La ministra, que ha recordado que la Operación Balmis se cerrará el próximo 21 de junio, cuando acabe el estado de alarma, ha asegurado que los militares están preparados para actuar de inmediato ante un posible rebrote y ha resaltado el aprendizaje que ha supuesto hacer frente a los momentos más duros de la pandemia.

Además, ha puesto en valor la humanidad demostrada por las Fuerzas Armadas en su colaboración contra el coronavirus y ha considerado que eso es tan importante como una medalla aunque no conlleve ningún tipo de ascenso.

Acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, y mandos del regimiento como el coronel Fernando Escusol, la ministra ha escuchado el testimonio de varios militares que han participado en la Operación Balmis.