Ruperta, la elefanta que ha muerto de hambre en Venezuela

General

Ruperta, la elefanta que ha muerto de hambre en Venezuela

Ruperta ha muerto. Se trata de una elefanta famosa por ser una de las principales atracciones del Zoológico de Caricuao en el oeste de Caracas, el más grande de la capital venezolana. Su fallecimiento es un reflejo más del colapso de ese país. Aunque el Instituto Nacional de Parques (Inparques) no ha confirmado la causa de su fallecimiento su malnutrición era notoria con tan solo ver sus fotos.

Ya en 2017 Ruperta había generado una polémica en las redes sociales debido a su estado de salud. La semana pasada el mismo instituto había publicado un comunicado en el que expresaba que la Loxodonta Africana había sufrido una caída por una fractura en el cartílago de su oreja izquierda, lo que le produjo “dificultades de equilibrio”. El promedio de vida de un elefante africano es de 70 años y Ruperta llegó a los 48. Aún así, no es un secreto que, así como el 69% de los venezolanos perdió 11 kilos en un año, según la Encuesta Condiciones de Vida (Encovi), el hambre también ha golpeado a los animales.

En 2016, cuando empezó a escasear la comida en el Zoológico de Caricuao los trabajadores tuvieron que complementar las dietas con mangos y calabazas para saciar a leones, tigres y a Ruperta. Ese año unos 50 animales murieron de inanición en tan solo seis meses, según denunciaron trabajadores del instituto gubernamental que supervisa los parques y zoológicos públicos del país.

Ruperta estuvo resguardada en Caricuao durante al menos 44 años pero es una víctima más de las crisis, como suele pasar con los animales, en las zonas de conflictos.

Unos 780.000 caballos murieron en la Primera Guerra Mundial en los campos de batalla, mientras que durante la guerra civil mozambiqueña (1977-1992), el 90% de los grandes mamíferos de los parques nacionales del país fueron asesinados. Asimismo, de acuerdo a una publicación de Rob Pringle y Joshua Daskin, investigadores de la Universidad de Princeton (Estados Unidos), el antílope ruano o el topi se extinguieron en la Reserva Pian Upe de Uganda entre 1983 y 1995, en los que hubo conflicto armado durante la mitad de esos años.